Clan del Trueno
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Río
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Viento
♂ 00 | ♀ 01
Clan de la Sombra
♂ 01 | ♀ 01
Clan del Cielo
♂ 00 | ♀ 00

Desvinculados
♂ 01 | ♀ 00
Últimos temas
» ||Eagleshop ◘ Taller de Firmas, Avatares y Hierba gatuna ◘||
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 7:01 pm

» ¡Buenas, soy nueva!
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 6:53 pm

» Sake | Ficha
por Zarpa de Puma Sáb Ago 05, 2017 4:51 pm

» Embarazos.
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:52 pm

» Cambios de Rango
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:15 pm

» Cambios de Nombre
por The Master Mar Ago 01, 2017 4:46 pm

» GreySmoke [FICHA] -En construcción-
por Greysmoke Lun Jul 31, 2017 4:47 am

Foro basado en Los Gatos Guerreros de Erin Hunter. El contenido de la guías ha sido sacado de la wikia en inglés de Warrior Cats y traducida por el STAFF. Los códigos utilizados han sido sacados de Savage Themes Tumblr y Nymphea. Agradecemos a Foroactivo y Savage Themes por sus tutoriales. Las imágenes han sido buscadas y editadas por Zarpa de Abedul. Foro creado por Blazesoul, Zarpa de Abedul y Silverhawk.

Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Zarpa de Loto el Dom Feb 21, 2016 6:51 pm

Sus curvadas orejas de fueron hacia atrás, aplanándose un poco a la vez que sus ojos se entrecerraban y buscaban aquello que no había. Sus bigotes se movieron en un fugaz tic de molestia, a la vez que dejaba salir un corto y suave gruñido. Definitivamente ya no habían, en un parpadeo las hierbas se habían acabado, bueno solo aquellas que habían sido solicitas por dolores estomacales y síntomas de intoxicación leve. Haciendo entonces que la primera planta en desaparecer  de la guarida de la curandera fuera por supuesto la milenrama.

Zarpa de Loto negó con la cabeza y volvió a erguir sus orejas. Últimamente habían recibido varios casos de indigestión, de alguna u otra índole. Lo cual si bien no era alarmante, era algo un poco preocupante.

El aprendiz nacarado atigrado perjuraba que el número de gatos que habían acudido con la misma problemática en el último cuarto de luna, habían aumentado, no mucho, pero aun así le parecía sumamente extraño, incluso se había pasado por el montículo de carne fresca para ver si había alguna presa con “algo” que le indicara que la ingesta de cierto animal era la que provocaba esta pequeña epidemia. Sin embargo, ninguna parecía tener algo anormal. Lo único fue que la pequeña torrecilla de cadáveres parecía más grande, lo cual hacia felices a todos después de pasar una dura estación de la Sin Hoja. De modo que el joven felino se rindió a que el problema fuera originario de allí.

No obstante, estos casos no parecían haber captado mucha atención, probablemente por que fueran leves y por qué se atendían a tiempo o porque simple y llanamente Zarpa de Loto estaba pensando demasiado el asunto. El de blanquecino manto dejo salir un suspiro, volviendo su rostro a uno más relajado, prueba de que había dejado de darle vueltas a algo que bien podría no significar nada.

Esencia de Canela- llamo a su mentora con voz tranquila, pero sin voltearse, añadió- La milenrama se ha acabado ¿Te parecía si vamos por un poco?

La gata de un abundante pelaje tricolor era sin duda sabia y tenía una amplia experiencia como curandera. Él por el contrario no hacía mucho que había sido nombrado como el protegido de esta, así que si bien ya se había aprendido una que otra hierba, realmente aun le quedaba largo camino por recorrer. Siendo entonces una de las falencias a mejorar  el que Zarpa de Loto no tenía ni la más remota idea de donde crecían las Hierbas ¡Claro que en la tierra! Pero las muy quisquillosas tenían favoritismos extraños que salían de su lógica.
avatar
Mentor : Esencia de Canela
Nombre/s Anteriores : Pequeño Loto
Nombre/s a Continuación : Pie de Loto
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Esencia de Canela el Dom Feb 21, 2016 7:32 pm

El día transcurrió de manera agotadora, propio de un comentario tan típico como el de esta anciana moteada. Estaba replanteándose si debía solicitarle a Zarpa de Loto que fuese a verificar si todo andaba en orden en la maternidad.
La estación de la Hoja Caída había acabado, y ello conllevaba esa época tan crítica como en la que las gatas se ponían en celo y casi podían llover cachorros. Era a lo que apodaba, época de parto, la más atareada del año y que implicaba gran labor.
A su buen juicio, últimamente y con buena voluntad se encargaba de cuidar a las reinas que con poca experiencia, no daban gran leche.
Nadie estaba en un estado crítico y los pocos pacientes que tenían siempre llegaban intoxicados o con dolor de estómago. Y no parecía ser la única que había captado eso, parecía una sinuosa conspiración para que los enfermos la instaran a ir a buscar milenrama, milenrama, se estaba volviendo una real pesadilla.
En ese mismo instante, se estaba encargando de hacer una cataplasma para calmar una picadura de abeja, tras aplicarla en la pata del aprendiz, recibió el llamado de Zarpa de Loto.
¿¡Eh!?— Exclamó, sorprendida. Era increíble lo rápido que llegaban a escasear dentro de ahí—. ¿¡Otra vez!?.. por el Clan Estelar, ¿¡Qué uno no puede estar en paz!? Son estos gatos que se andan sin cuidado, ¡Y sobre todo los aprendices que comen todo lo que se encuentran! — Se quejó, ladeando la cabeza y murmurando cosas que solo ella sabría.
La milenrama, que de manera indómita crecía al azar en los territorios, era fácil de conseguir, pero difícil de preservar, y realmente ya se estaba hastiando de tener que ir a buscarlas.
Vamos, encárgate de llevar un paquete, esta vez pienso conseguir la suficiente como para ya no tener que molestarme en ir a por ellas.. si será posible..— Bufó. Por suerte, tenía un aprendiz cooperativo, si no fuese por eso, quizás, la gata ya hubiera terminado en un estado mental a explotar.

Tras salir del campamento y llevar todo lo posible para recoger una enorme cantidad de milenrama, comenzó a adentrarse en los territorios.
Espero que con esto no se te olvide que la milenrama es terriblemente necesaria y tiene que abundar mucho, si no, se acaba rápido. También vamos a ir a por algo de menta acuática y hojas de borraja, últimamente hay que tener mucho suministros, especialmente por estas épocas donde las reinas tienen miles de crías— De tanta habladuría, iba a aprender algo, y la lección era que principalmente ahorre las hierbas necesarias para evadir ese mismo tipo de situación.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Zarpa de Loto el Lun Feb 22, 2016 5:47 pm

Las protestas y el descontento de la gata mayor captaron la atención de la aprendiz, quien no se contuvo a mirarla divertido. Por alguna razón le resultaba un poco gracioso cuan Esencia de Canela rezongaba con soltura las desdichas del destino o si bien, las situaciones en las que se veía envuelta como curandera, que podrían tornarse en un torbellino sin fin de tareas para mantener sano a un clan. Aun así, la gata afrontaba tales cosas de una manera tan particular, que sacaba una risa a Zarpa de Loto.

Se levantó de su lugar, ya mirando de frente a la afelpada tricolor y con media sonrisa expreso un-Yes, ma’am- y patas a la obra fue por las Hojas de Haya más grandes que encontró, pues según su mentora, era mejor traer grandes cantidades de provisiones para prevenir tales salidas de emergencia.

Salieron entonces del campamento. Zarpa de Loto estaba al costado de la felina, que por cierto bien podría triplicarle el tamaño, aunque pensaba que era más por el inquieto pelaje de esta que le agregaba volumen. Escucho atentamente las palabras de Esencia de Canela que le recalcaban la importancia de tener buenos suministros de hierbas y más con la época que se acerca, a estos consejos daba seguro asentimientos como quien entiende todo a la perfección.

Los días cálidos habían llegado, derritiendo la blanca nieve y dejando entrever los nuevos y verdes brotes de pasto, al igual que los arboles volvían y se acobijaban con sus hojas, pronto volverían a ser tan frondosos como siempre.

No obstante, la estación de la Hoja Nueva subía el ánimo de muchos y muchas ¡Qué va! ¡Si era la época del "Snu-Snu" de casi todas las criaturas! El calor aumentaba y las hormonas también, cuando menos pensara, tendría que ayudar a la tricolor a atender partos…Un escalofrío le recorrió la columna-El inicio de la vida es tan bello como asqueroso ¿Cómo te acostumbraste a eso? -maulló entre dientes Zarpa de Loto, debido a las hojas que llevaba en su boca. Sacudió levemente su cabeza, intentando quitar la imagen de la venida al mundo de los mamíferos, para luego posar su vista hacia el frente, siguiendo la senda que marcaba la gata, mientras esperaba por su respuesta.

De repente su vista se cruzó con unos puntitos blancos, recordaba que la milenrama eran básicamente flores blancas por decirlo de la forma más simple, así que, esperanzado con el descubrimiento, le dio un pequeño golpe en el costado a la hembra mayor, intentando llamar su atención y después se dirigió al lugar donde había visto lo que creía la planta del dilema de la mañana. Llego al lugar deseado, dando enérgicos saltos, pero paro en seco al ester frente a la planta ¿Seria eso en verdad milenrama? Inseguro de lo que veía, soltó las hojas y con duda en sus facciones, pregunto- ¿Es esta? - dijo a la vez que levantaba su zarpa señalando lo que parecía un brote algo reciente.
avatar
Mentor : Esencia de Canela
Nombre/s Anteriores : Pequeño Loto
Nombre/s a Continuación : Pie de Loto
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Esencia de Canela el Lun Feb 22, 2016 6:30 pm

Ah.. el inicio de la vida. Tan bonito.
Todo tenía un por qué, un proceso y una manera distinta de ''florecer'' o en este caso, nacer.
La curandera había pasado por las experiencias de disfrutar de un buen parto, y ayudar a que las criaturas nazcan sanas y salvas, no obstante, eso conllevaba quizás lunas para acostumbrarse, puesto que al principio y sin ayuda necesaria, podía llegar a ser una situación traumática, pero no era ningún emblema, ningún enigma, simplemente, la clave en todo eso era dejarse llevar por la experiencia y tomarse todo con calma. Esencia de Canela lo sabía, no era fácil hacer que la reina que paría se tranquilizara, y para un aprendiz de 7 lunas, sería costoso hacer, como una lucha bélica entre el asco y la necesidad e instinto de asegurarse que ante todo, estén resguardados y asegurados, quizás, más tarde en un futuro, ese trabajo lo tendría que cumplir en solitario.
Era jóven, inexperta e inocente, pero con el tiempo, aprendí que es la naturaleza y no hay nada de lo que tener asco, ¿Cómo crees que naciste tú? y es más, ¿Quién te ayudó a nacer?, la clave está en dejar de pensar en esos detalles, Zarpa de Loto, verás que es magnífico y sentirás el placer y regodeo al saber que gracias a tí y al esfuerzo de la reina, sobrevivirán unos maravillosos cachorros, no todo siempre sale bien, como queremos, tal vez en mitad de un parto las cosas se complican, hasta la madre o el cachorro pueden morir, pero son experiencias, y es lo que nos forman. Aún eres jóven, pero quizás, adelante, de manera incierta, lo comprendas.
Nuevamente, sus argumentos, su sabia habladuría, las cuales no tenían un ápice de interesante, o al menos eso suponía, eran grandes lecciones de la vida, de lo que había vivido, y tarde o temprano, si no se lo explicaba ella, otro lo haría, o viviría la experiencia de una manera adusta.
Sumida otra vez, en su oxidada mente, casi pasó desapercibida la milenrama, o es que quizás, de hecho, lo hizo, pero por suerte, tenía a Zarpa de Loto.
Si.. son estas, ¡Y es una pena que sean tan pocas!— Bufó, frustrada, mientras recogía la milenrama y la envolvía en hojas de haya, dejando cierto espacio para lo que venía—: Probablemente en el camino nos topemos con más de estas, pero ahora, centrémonos en recoger el resto, la menta acuática causa un efecto algo parecido, así que podemos recoger más de ella, ¡Claro, si es que las desdichadas se dignan a crecer en cantidad!
Su esponjosa cola se meneó en el aire, dando una señal para que la siguiera.
No era culpa de las pobres plantas crecer de forma redundante o esparcidas en cualquier parte de los territorios, la estación de la hoja nueva acababa de llegar, eso también traía otro proceso, y este, era lento, tenue, e iba a su manera, para recomponer todo lo que el crudo invierno había arrasado. Pero en fin, dicho su veredicto final, se dirigió ahora en dirección al río, que para su buena jugada, estaba a unas pocas colas de zorro de allí.
La tierra se volvía húmeda a medida que caminaba, hundiéndose sus almohadillas en esta y enlodándose un poco. El hedor no era tan malo, solo apestaba a césped mojado y apenas a barro, pero frente a sus narices, estaba el río.
Oh, parece que tenemos suerte— Comentó, observando que a orillas del mismo había bastante y de sobra, menta acuática.
Gracias al Clan Estelar nuevamente, parecía que se la hubiesen regalado. Aproximándose al río, de manera precavida y manteniéndose firme, tomó toda la menta que alcanzó sus fauces. El dulce aroma a la menta inundaba sus fosas nasales, era una agradable fragancia.
Nuevamente, posó las hierbas en la hoja de haya. El paquete iba más cargado.
Espero que le pidas a un guerrero que te ayude a nadar, ¿Sabes?, es necesario que lo aprendas. Te enseñaría, pero ya estoy vieja y gastada como para sumergirme en el fondo del río— Dijo, casi como un sermón, dispuesta a volver a buscar lo restante.
Claro está que todo gato del Clan del Río debe aprender a nadar, ya sea por su cuenta o con ayuda, lamentablemente, la gata ya casi estaba devastada con lo que anteriormente fueron grandes atributos, casi incapacitada, de hecho. Pero confiaba en que Zarpa de Loto sabría arreglárselas y aprender a nadar.
En el río había miles de maravillas y plantas.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Zarpa de Loto el Mar Feb 23, 2016 10:21 pm

La gata había hablado tendido de aquella experiencia en la que el aprendiz aun le costaba imaginarse envuelto. Sin duda alguna, llegaría su tiempo y tal y como decía Esencia de Canela, lo comprendería mejor, dejando así  la aprehensión y es asco que sentía respecto al tema. Sin embargo aun era muy joven y apenas empezaba a dar torpes pasos, intentando caminar el largo sendero que le quedaba por recorrer. Pero por el momento, deseaba que ese día siguiera  tan lejos como lo estaba en aquella tarde.

Sus labios se curvaron en una sonrisa y movió su pequeña cola con alegría. Le había atinado a la milenrama, a pesar de que esta no fuera mucha, sentía la calidez del orgullo brotar en su pecho al haber dado con la planta correcta. De ahora en adelante ya no se le olvidaría, seria difícil que la confundiera con otra hierba.

Sus cejas se levantaron con sorpresa, avistando que  ya Esencia de Canela había recogido el brote y  le daba una señal con su tupida cola, invitándolo a seguirla. De inmediato se puso en marcha, intentando recordar lo que la mayor había dicho antes de que se fueran del lugar, debía de poner más atención, se estaba dispersando cuando sabia que cada palabra que saliera de la boca de la gata era invaluable para su formación y más aun para poder ayudarle en las lunas venideras.

Cuando menos pensó, vio el río  en frente, estaban a poco o ya nada de llegar a el, de repente lo recordó ¡Menta acuática! Pero por supuesto,  se dijo a si mismo mirando al cielo, sabiendo que se le había pasado algo obvio.  Siguió las huellas de su mentora, las cuales se veían nítidas sobre la suave tierra mojada que  los dejaba a un salto de zambullirse en el afluente que bañaba sus territorios. Tenían suerte, la misma felina lo comento animada, pues estaban prácticamente a colas de ratón de lo que parecía la buena nueva de la menta acuática, había mucha de ella, era momento de aprovechar.

Imito a la cálico y recogió con sus fauces todo lo que pudo. Sumergiendo su hocico en el agua, conteniendo un poco la respiración y desde la parte más baja de la hierba, tiro de ella, arrancándola con suavidad y firmeza  para no destruirla.  Así repitió varias veces la acción, dejando en su boca el sabor mentolado de la planta, a la vez que pequeñas gotas de agua resbalan de su hocico y bigotes. Casi lleno su Hoja de Haya con lo que recogió, debían aprovechar la abundancia con la que se toparon.

Estaba asegurando su paquete cuando escucho a la gata hablar o más bien sermonearle sobre la importancia de no convertirse en un zarpa seca,  a lo que el aprendiz se volteo con tranquilidad- Pero igual necesitare de tu experiencia, ma’am. Seguro en tu mejor tiempo fuiste una gran nadadora y te memorizaste lo que nos puede ofrecer el lecho del río - maulló con una media sonrisa, para después agregar- Mi antiguo mentor, Salpicadura de Salmón, me ha estado enseñando un poco de eso. Todavía no soy tan bueno como los demás aprendices, pero él es uno de los guerreros más habilidosos que conozco, planeo decirle que tengamos más sesiones de nado para poder mejorar rápidamente. Si a usted no le molesta, Esencia de Canela. Desvió ligeramente su mirada a sus patas, algo apenado, sabía que se venía mucho trabajo y quería con todo su corazón poder ayudar siempre a la tricolor, pero no podía evitar sentirse molesto por quedarse al margen del resto de los aprendices, pues a diferencia de ellos, se podría decir que andaba retrasado en aptitudes.

Solo queda ir por las Hojas de Borraja ¿Donde las podemos encontrar?- pregunto dándose vuelta, intentando dejar el tema de lado. Mientras que no muy lejos de donde estaban, vio que se dirigían al campamento unos jóvenes aprendices con varios, mas bien, muchos ratones que ni alcanzaba a contar, entre sus fauces- ¡Wow!- dejo salir pasmado  y con la boca entreabierta, observando como los jóvenes felinos a pesar de su cargamento, lucían enromes sonrisas, probablemente sus mentores estarían dichosos al ver tal destreza de cacería. A pesar de ver maravillado a sus contemporáneos, no pudo evitar pensar que era un poco raro ver que gatos tan jóvenes cazaran...tanto. Pero quien era él para decir tal cosa, cuando después de la lucha, seguro reprobaba en cacería, incluso los escarabajos se le escapaban, bueno la verdad los dejaba ir por qué no tenia razón para dañar a un inocente insecto, pero probablemente fuera su pobre instinto lo que lo hacía tan deficiente en ese tipo de áreas.
avatar
Mentor : Esencia de Canela
Nombre/s Anteriores : Pequeño Loto
Nombre/s a Continuación : Pie de Loto
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Esencia de Canela el Miér Feb 24, 2016 9:21 pm

La hoja de haya estaba casi repleta, eso solo daba un indicio de que la recolección iba bien, dentro de lo que cabía en esa congregación conjunta de hierbas diversas metidas en ese ''paquete''.
Al menos, podía inflar el pecho de orgullo al saber que su aprendiz no había errado al conocer la tan nombrada milenrama, y hasta ahora, a pesar de que su progresivo entrenamiento alegraba a la anciana, Zarpa de Loto estaba demostrando ser denodado con su rango, y la responsabilidad que ahora se erguía ante el, solo era una parte del rango tramo que aún faltaba por recorrer, era joven, pero confiaba en que todo lo que no entendiese ahora, más tarde, comprendería lo incierto y magnífico que podía ser.
Zarpa de Loto—Maulló, girándose hacia el—. Recuerda esto, tu no necesitas ser mejor ni peor que nadie, nadar es esencial, pero también, debes saber que aunque no estés a la altura de alguien con más experiencia, y nadie esté a tu altura, lo relevante en ser nosotros es lo más esencial, ser nosotros, no te debes preocupar por los avances del resto, mientras te sientas conforme, está bien.
Maulló, no desaprobaba a Salpicadura de Salmón, pero en cierta parte, la cálico se irritaba con esas cosas, quizás Zarpa de Loto no pudiese cazar bien, pero ser aprendiz de curandero implicaba salvar vidas, no llegar al nivel de un aprendiz normal, aunque quizás, en algún momento le frustrase, confiaba en que aprendería a conllevarlo, al fin y al cabo, los curanderos se formaban para curar y salvar vidas, y los guerreros para servir a un Clan.

Intentó desviar el tema, aunque le había dejado un rancio sabor que perduraba en la mente, ¿Es que acaso no estaba feliz de ser su aprendiz?
Suelen crecer de manera más adentradas al bosque, así que deben estar si nos adentramos un poco— Maulló, recordando donde las había visto por última vez.
Pero este estaba anonado con unos aprendices que recientemente habían aparecido, como si su cometido fuese solo opacar más el momento.
Casi de manera acometedora, les lanzó una mirada abisal, aunque la alegría de los pequeños los excluía de lo que pasaba en su entorno.
Venga, vámonos a buscar lo que nos falta— Maulló con cierta rudeza.
Su paciencia se había agotado, ¿Cuál era el desnivel entre ser aprendiz de curandero y guerrero? unos simples impedimentos, pero pensaba que quizás su aprendiz no era feliz de esa manera.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Zarpa de Loto el Lun Mar 14, 2016 12:19 am

Esencia de Canela  le había subido los ánimos ¿Pero entonces que era este vacío y desazón que sentía? Era obvio que ya no era a causa del grupo de aprendices que ya se había perdido de vista. Era más bien por el tono que había usado su mentora ¿Habría dicho algo malo? Se pregunto a si mismo el joven aprendiz ya algo preocupado. Estuvo tentado a preguntarle a la mayor, pero esta había puyado que se debían de mover y buscar lo que faltaba. Se mordió levemente los labios y sin poder sacarse aquellas dudas, tomo su Hoja de Haya y siguió a la calico.

Caminaban tranquilamente, la gata indicaba el camino y el más joven la seguía con la mirada perdida y  de porte cabizbajo. Aunque estaba realmente pensativo sobre lo que había pasado antes, más que nada le daba muchas vueltas a la  frase de la vieja Curandera que rezaba en resumidas cuentas “Lo esencial de ser nosotros” cosa que se le dificultaba comprender en su totalidad.

La mayoría de integrantes de un clan nacen y crecen para ser guerreros, algunos  con gran talento y aptitudes llegan a ser líderes y lugartenientes, pero el principio era básicamente el mismo. Desde la maternidad todos los cachorros están ilusionados en convertirse en aprendices para seguir la senda de sus padres. Sin embargo, sucede en ocasiones que el Clan Estelar designa un individuo diferente, que si bien no es ajeno a las tareas de un miembro corriente del clan, su objetivo llega a otro extremo completamente diferente al habitual. Es entonces cuando se ve la diferencia que solo unos pocos comparten. Es normal esperar que estos particulares busquen compresión, pero solo quien ha vivido lo mismo puede llegar a tal nivel. A final de cuentas sigue siendo arduo de interiorizar para quien lo vive, además de que resulta algo solitario.


Ser diferente, pero esencial,
sin ser ni mas ni menos que los demás,
tan simple como suena,
tanto agobio que genera.


Miro de reojo a la tricolor, con una media sonrisa se alegro que ella fuera amable y paciente con él, al menos hasta donde la había conocido. No obstante, un fugaz miedo a veces pasaba por su semblante al ver los años que pesaban sobre la felina. Cuan perdido aun se sentía al ver con temor el ciclo de la vida y la posibilidad de verse a la deriva. Debería deshacerse de ello, pero no era tan valiente como para mirar su reflejo y decirse No tengo secretos Quizás poco  a poco, podría intentar aflojar la lengua.

Alzo su cabeza, dándose cuenta que ya estaban adentrados en el bosque, se sorprendió al no recordar bien que esto se lo había dicho su mentora ¿Tan  minúscula atención había prestado? No, ni siquiera el más pobre de los intereses cuando fantaseó ser como los demás aprendices. Cerró los ojos con fuerza un momento, sintiéndose algo inepto y al volverlos a abrir se acerco al costado de Esencia de Canela con decisión- Me permite Preguntarle algo- se animo a decir,  para luego carraspear un poco y sin esperar aprobación alguna, añadió-¿C-como lograste sacar aquella conclusión de la que me contaste?- termino sintiéndose torpe al decirlo. Movió su nariz graciosamente, pero era por frustración de sentir aquel nudo en la garganta que le impedía hacer una buena pregunta o más. Tan cobarde se había vuelto con respecto a si mismo que le resultaba sinceramente…patético.

Los movimientos de Zarpa de Loto se volvieron algo mecánicos y rígidos, nervioso de la respuesta de su mentora, a quien no miraba, pero orejas bien atentas esperaba por su respuesta. A la vez sus almohadillas pisaban una vegetación un poco mas alta de lo común que ante el peso se aprendiz cedió y el leve rompimiento de jóvenes tallos apenas y se escucho para el nacarado.
avatar
Mentor : Esencia de Canela
Nombre/s Anteriores : Pequeño Loto
Nombre/s a Continuación : Pie de Loto
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Esencia de Canela el Lun Mar 14, 2016 11:25 am

¿Zarpa de Loto se sentiría tan amparado del resto de los aprendices como para llevar la situación a tal agudo caso? se preguntaba aún cual eran las ansias de demostrar ser como el resto y por que carcomían tanto sus pensamientos. Un colmillo sobresalió de su hocico, estaba molesta. Aprendices de guerreros.. aprendices de curanderos, mixtos, una gran diferencia. Pero quizás, su propio aprendiz estuviese con un estereotipo bastante obstinado. A pesar de que repitiera lo mismo, quizás, el era un aprendiz joven con herméticos puntos de vista respecto a su modo de ver la vida ahora, pero a su edad, poco enjuta, una etapa en donde serviría para comprender esos errores y apreciar el tal rango que tenía. Daba igual, trataría en vano. Se llevaban años por delante y quizás otras maneras de vida y crianza, no esperaba nada del contrario, su conclusión desesperanzaba a la cálico, su tan complejo estilo de vida traía consecuentes.
¿Como llegue a sacar esa conclusión? es simple..— Respondió, con frialdad—. Tengo lunas, lunas encima, cargué con ellas, pero desde que recuerdo, siempre tuve la suerte de tener una mentora sabia y que también me recomendaba dejar esas estupideces de lado, centrarme en mi trabajo y tomarlo por lo sano, aceptarlo de una vez. En eso se basa todo esto, no esperes nada del resto, puesto que ya tienes suficiente.
Que ingenuo. Quizás siquiera hubiese oído sus palabras con la simple intención de imponerse como lo que era, una vieja curandera dispuesta a entrenar a un enjuto gato que apenas comenzaba a vivir lo bueno.

Los andantes gatos se adentraban en ese pequeño bosque, lleno de oportunidades para descubrir nuevas hierbas, pero esta vez, cualquier ánimo y determinación a enseñar se habían esfumado, tomar las Hojas de Borraja e irse de allí. Tenía que meditarlo.
Si Zarpa de Loto quería ser feliz de otra manera, lo aceptaría, puesto que así era el destino. Ser aprendiz de curandero no era para todos, o quizás, no era para aquellos que ansiaban demás. La cálico ya estaba vieja de experiencias como para marcar un impedimento para el nacarado, tal vez un instinto de pelear y aprender lo que un normal aprendiz debía, bullía en su interior y lo incentivaba, no pasar toda su vida tratando con hierbas y plantas.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Zarpa de Loto el Dom Mar 20, 2016 6:31 pm

Oh- fue lo único que pudo pronunciar en ese momento Zarpa de Loto, quien movió sus orejas cayendo en cuentas de las frías pero verdaderas palabras de la cálico. Aceptar las cosas como eran y por supuesto darse la oportunidad de considerarlas y valorarlas de una buena vez, sonaba fácil a decir verdad, pero mirando de reojo a la mayor también se dio cuenta que se necesitaba de otros ingredientes para lograrlo. Tiempo y madurez.

Dejo salir un suspiro de desasosiego, pero a pesar de su postura cabizbaja, esbozo una sonrisa. ¿Extraño? Sí, pero ahora sentía como si la niebla de su razonamiento fuera menos densa, las cosas no estaban  del todo claras y los cimientos apenas se erguían, sin embargo, era un comienzo el poder dar pasos más confiados a través de lo que antes parecía no poseer base para él, y por ello que se sentía agradecido.

Alzo la vista hacia el frente. A sus glaucos ojos llegaron la diversidad de flora y fauna que el bosquecillo dejaba entrever en cada uno de sus recovecos, como si guardara con ahínco un bello secreto que dejaba que otros vieran, solo para jactarse de las cautivaciones que provocaba. Su cuerpo se relajo ante la tranquilidad y frescura que el lugar emanaba, aunque sus cejas se curvaron hacia adentro a modo de pena- Lamento si he proferido algo que te halla disgustado. Mas pretendo que sepa, que el día de hoy me has instruido más que en hierbas- maulló  deteniéndose de repente, para después voltear su cabeza hacia la felina de abundante pelaje -Gracias, Esencia de Canela- ronroneo mostrando una sonrisa.

Las hojas se movieron ante el tenue paso de una brisa juguetona que  atrajo aromas de humedad y vegetación a las  gatunas fosas nasales de los que allí transitaban. Aspiro el aire, resultando  embelesado, prometió visitar aquel lugar siempre que pudiera. Le resultaba un placer etéreo.

El nacarado paseo su mirada sobre la gama de verdes que los rodeaba, encontró una planta que llamo su atención- Mira- llamo la atención de su mentora, acercándose con cuidado a la hierba que señalaba con su hocico. Era una planta que había crecido mucho más que otras, que eran apenas leves brotes, aunque su tamaño no era muy grande si vislumbraba mas madurez al poseer pequeños capullos verde grisáceo que amenazaban con pronto abrirse en pequeñas florecillas azules. No obstante, lo interesante no eran sus futuros toques celúros, por el contrario eran sus anchas hojas con bordes irregulares lo que era la posible cúspide de  la búsqueda medicinal.

El aprendiz dio unos cuantos pasos hacia un lado, dándole espacio a la mayor para que viera mejor el “descubrimiento” en aquel lago de verdor en cual se perdían las patas. Son estas las Hojas de Borraja ¿no?- dijo el joven gato, más que nada comprobando, pero se sentía casi seguro de que si lo eran. Dio un leve paso hacia atrás, para depositar en el suelo la Hoja de Haya que por poco apenas sostenía,  pero este fue en falso y  cayó, aunque sus patas restantes impidieron el contacto total de su cuerpo con la humedecida tierra. Rió nervioso por su descuido, emitiendo un- Lo siento- para volverse a incorporar y mirar hacia su retaguardia dándose cuenta que una de sus patas traseras, ahora sucia, se sentía un poco adolorida. Zarpa de Loto gruño ante esto último- No paso nada- aseguro serio.
avatar
Mentor : Esencia de Canela
Nombre/s Anteriores : Pequeño Loto
Nombre/s a Continuación : Pie de Loto
Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Esencia de Canela el Mar Mar 22, 2016 11:08 am

La voluptuosa gata no se gastaría el explicar algo que sería redundante, nuevamente, y aunque el nacarado lo admitiese mil veces, y jurase que lo entendía, quizás, ella ya estuviese muerta.
¿No lo habría incentivado tal vez? ¿Dado un buen inicio desde el momento en que se hicieron mentora y aprendiz?, quizás respecto a eso era algo que ignoraba y por eso actuaba de manera tan cínica ante ahora, las réplicas del menor.
Esencia de Canela siempre estaría agraciada hacia Cola Anaranjada por darle ese apoyo que necesitó desde sus inicios, pero ahora, sin ella, y con su segundo aprendiz, ¿Estaría con ese ideal congruente y sabiondo de hacer bien su trabajo como mentora?.. ah, debía relajarse.
Sus orejas se irguieron nuevamente, denotando curiosidad. Con que no había dilapidado sus palabras, y se había gastado en pensar lo que dijo, ¿Con que al menos había comprendido algo? era un alivio oír eso.
Tras el arraigado sentimiento de desazón al casi entender que el aprendiz prefería más a los aprendices de guerrero, que Zarpa de Loto comentase algo así era como la luz, mas esta se limitó a esbozar una media sonrisa. Lo aprobaría de ser así.

Tras las andanzas, finalmente, descubrieron el ''tesoro'' tan ansiado, y aún más, para su sorpresa, el menor era el emisor de este descubrimiento con el que descubrió de forma certera. Un nuevo orgullo surgía.
Así es, justo le diste— Maulló, mucho más animada que antes, de una forma notable. Ya no tenía ese nudo en la garganta que la cohibía a pronunciar algo por el simple hecho de la amargura, parecía avanzar, y en tan simples minutos.
La curandera disponía a recogerlas, cuando este torpemente cayó, la gata agitó los bigotes, no reiría, aunque le hizo gracia, se denotaba por el vislumbre de sus ambarinos ojos en un refulgir.
—  Cerebro de ratón..— Masculló, suspirando— . ¿Estás bien? veo esa pata algo dañada. Aunque por un golpe no vas a morir.
Examinó la pata, claro estaba que no era nada grave, aunque si le dolía, ya se encargaría ella de esa pata.
Redondeando la situación, finalmente tomó las Hojas de Borraja, dejándolas en la Hoja de Haya y sosteniendo finalmente y con bastante fuerza esta para que nada se escapara.
La tarea concluía ahí.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Flor de Pluma. Agua tibia (Priv. Esencia de Canela)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.