Clan del Trueno
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Río
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Viento
♂ 00 | ♀ 01
Clan de la Sombra
♂ 01 | ♀ 01
Clan del Cielo
♂ 00 | ♀ 00

Desvinculados
♂ 01 | ♀ 00
Últimos temas
» ||Eagleshop ◘ Taller de Firmas, Avatares y Hierba gatuna ◘||
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 7:01 pm

» ¡Buenas, soy nueva!
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 6:53 pm

» Sake | Ficha
por Zarpa de Puma Sáb Ago 05, 2017 4:51 pm

» Embarazos.
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:52 pm

» Cambios de Rango
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:15 pm

» Cambios de Nombre
por The Master Mar Ago 01, 2017 4:46 pm

» GreySmoke [FICHA] -En construcción-
por Greysmoke Lun Jul 31, 2017 4:47 am

Foro basado en Los Gatos Guerreros de Erin Hunter. El contenido de la guías ha sido sacado de la wikia en inglés de Warrior Cats y traducida por el STAFF. Los códigos utilizados han sido sacados de Savage Themes Tumblr y Nymphea. Agradecemos a Foroactivo y Savage Themes por sus tutoriales. Las imágenes han sido buscadas y editadas por Zarpa de Abedul. Foro creado por Blazesoul, Zarpa de Abedul y Silverhawk.

Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Esencia de Canela el Dom Feb 21, 2016 2:05 pm

La tarde transcurría, y no tranquilamente para la cálica curandera, quien en esos momentos, necesitaba más que nunca a un aprendiz para que la ayudara a cooperar en la guarida.
Se había quedado sin suministros y únicamente le quedaban unas pocas semillas de amapola y unas bayas de enebro.
Esto no es suficiente— Bufó, frustrada, ladeando la cabeza de lado a lado.
Se veía obligada a ir a recoger más hierbas y medicinas, y como siempre, era una tarea con la que debía cargar con gran pesar, por que no solo las agarraba, si no que debía asegurarse de que las bayas estuviesen bien.
Últimamente no tenía tiempo para nada y no quería estar a disposición de ningún guerrero para que en cuyo caso la ayudaran a recoger los suministros.
Sin mas charla, finalmente, se dirigió a la salida del campamento, caminando con pesados pasos, lentamente. Su cuerpo ya no estaba hecho para hacer las tareas tan simples con facilidad.
Estaba cansada y gastada.
No planeaba ir muy lejos, no necesitaba la gran cosa, por esas épocas, ya casi ningún gato se enfermaba gravemente, y la mayoría de las hierbas crecían únicamente en una estimada temporada.
Milenrama y.. Nébeda — Suspiró.
Nébeda, su peor pesadilla.
No era para nada fácil conseguirla, de hecho, casi siquiera solía crecer en el bosque, era demasiado improbable, y sería mucho esfuerzo ir hasta allí.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Eaglestar el Dom Feb 21, 2016 3:54 pm

No, no, Pequeña Pluma, tu madre seguramente está esperando tu regreso. Le prometí que únicamente recorreríamos el campamento. — Maulla una felina atigrada a una insistente bola de pelos melada que saltaba de un lado a otro a su alrededor y entre sus patas. En una de ellas, la gran gata se topa con el cachorro y ambos caen de bruces al suelo, levantando una importante pared de tierra, hierbas y todo lo que había allí.

¡JA! Te tengo, Estrella de Águila. T-tú, ¡eres una invasora del Clan del Trueno, buscando ampliar el territorio, no te lo permitiré! — Tanto lo había afectado la caída a la pequeña , que ya estaba nuevamente en sus cuatro patas y adentrandose en el denso pelaje del pecho de la líder. Ésta, al mismo tiempo, se estira de manera exagerada.

¡No, cerebro de pez, no podrás conmigo! ¡Porque pido clemencia al Clan Estelar, es demasiado para mí! — gimotea la atigrada, y queda tiesa por solo un segundo. Cuando la cachorra se acerca a explorar por el bienestar de su compañera de juegos, ésta abre los ojos, y ambas quedan riendo por un buen rato, hasta que...

Veo que ambas están cumpliendo sus tareas con la mayor responsabilidad del bosque, ¿verdad?

Ante la potente voz, ambas gatas se quedan tiesas por un segundo, hasta pareciendo cómplices de alguna maldad inexistente. La líder se limita a reir un tanto nerviosa, y empuja con suma delicadeza a la cachorra para que vaya con su madre.

Mil disculpas, Corriente Rápida. Juro por los guerreros del Manto Plateado que estaba llevándola directo a la Madriguera, es solo que-

Ante la sorpresa de Estrella de Águila, la gata blanca como la nieve se echa a reir a carcajadas. Acto siguiente, se acerca ronroneando a la joven felina, propinándole un lametón entre las orejas. Dicha acción parece liberar toda la tensión del ambiente. Sin decir mucho más, las adultas parpadean en señal de afecto. Madre e hija vuelven a su lecho para una segura sesión de aseo, y la líder se propone a relajarse un poco. Ya se había asegurado de supervisar todas las patrullas y que a ningún gato le haga falta nada en particular, únicamente por eso se había dedicado a entretener a la siempre activa Pequeña Pluma.

No fue hasta que respiró con tranquilidad que captó un balbuceo irritado proveniente de la Guarida de los Curanderos. Bueno, la Curandera, en el caso del Clan del Río. Y así es como la preocupación nubla la mirada de la líder. Esencia de Canela, siendo éste el nombre de la gata a cargo de la salud del Clan, ya se encontraba en adentrada edad, y por sobre todas las cosas, sin un aprendiz que la ayudase a alivianar las tareas. Siempre teniendo ésto en cuenta, Estrella de Águila intentaba poner a los aprendices o incluso guerreros en tarea de ayudarla cuando el tiempo así lo permitiese.

Pero justo en aquel momento, todos estaban absolutamente ocupados en patrullas, entrenamientos o cazas. Con sumo cuidado de no alertar a la sabia cálico, pues conocía de más su delicado temperamento, da pasos un tanto ruidosos como para hacerle saber de su presencia.

¿Esencia de Canela...? ¿Está todo bien? — Maulla la atigrada, metiendo únicamente la cabeza por la entrada a la Guarida, intentando adaptar sus ojos a la tenue oscuridad de aquél lugar.
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Esencia de Canela el Dom Feb 21, 2016 4:13 pm

Cuando disponía de adentrarse a los territorios, pudo entrever que la líder del Clan estaba casi adentrada en su guarida. Su pelaje se puso de punta. ¿Para qué la buscaba?.. rezongó.
¿Estrella de Águila?.. ¿Me buscabas?— Preguntó, dándole un leve toque en el omóplato.
No llegó a oír lo que dijo, así que esperaba una explicación del por qué se encontraba allí, pero no sin antes excusarse la curandera.
Estaba por ir a recoger hierbas, siento si no me encontraste, ¿Pasó algo? — Maulló, destensándose. Conocía lo amable que podía llegar a ser la gata, así que intentaba tratarla con delicadeza y ante todo teniendo el ejemplo de que era la que lideraba el Clan.
Pero bueno, tratándose de la situación, no creía que nada anduviese mal. Más de un gato se acercaba a ver que pasaba en su guarida cuando estaba irritada y refunfuñando en la oscuridad por cosas tan típicas como ordenar o mantener la paz que ella misma quebrantaba en momentos tales como ese.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Eaglestar el Dom Feb 21, 2016 4:50 pm

Al denotar la actitud de Esencia de Canela ante su llegada, no puede si no sentirse un tanto abrumada pero agradecida por el gesto de la Curandera. Debe admitir que le resultó extraña la calidez, a pesar que sabía debía aprovecharla al máximo antes de que vuelva a sumirse en su "yo" de siempre. Aunque ciertamente con el simple acto de olfatear el pelaje de la cálico provocaba una sensación de tranquilidad y .

¡Oh, nada de eso, está todo en orden! Disculpa la intromisión, pero no pude evitar escuchar desde fuera que algo te estaba molestando. Lamento no haber podido mandar a alguien para que te ayude, pero como imaginarás, todos los gatos están sumamente ocupados en éste momento. — Maulla carraspeando un poco por lo bajo.

Con el rabillo del ojo, Estrella de Águila echa un rápido vistazo a su alrededor. Ella no era Curandera, pero algo defínitivamente no cuadraba con la normalmente aromática guarida. Manteniendo la compostura y hasta podría decirse que inflando el pecho, se dirige nuevamente a la otra gata con una voz más firme.

No lo pondré en discusión, Esencia de Canela. No irás sola, si vas a recorrer el bosque en búsqueda de hierbas, te acompañaré. Creo además, que ambas necesitamos relajarnos un poco. — Bromea con suavidad, soltando un ronroneo que provenía del fondo de su garganta — El Clan estará bien sin nosotras por unos momentos, ¿no lo crees?

Sin darse cuenta, alza el rabo y sonrie, yendo dando zancadas al frente y fuera del Campamento, comportándose casi como una aprendiza recién salida de la Maternidad, teniendo frente la primer aventura de su vida. Pero ésto se debía principalmente a que, a pesar de la fuerte personalidad de la Curandera, siempre había sido leal y justa. Su "madre", cuando era pequeña, solía contarle respecto a las vivencias de la gata de varios colores, y debía admitir que siempre había querido pasar un poco más de tiempo con ella, para ella misma conocerla, y no sólo basarse en cuentos e historias.

Ups...— Musita por lo bajo. Tarde le llega la información a su cerebro, y vuelve a colocarse en una postura más acorde a su rango y edad. — Bueno, tú diriges ésta expedición. Yo te seguiré, me tienes a tu servicio. ¿Cuál es nuestra misión?
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Esencia de Canela el Dom Feb 21, 2016 5:12 pm

Si, se culpaba internamente por el hecho de haber hecho ese escándalo por la simple escasez de hierbas de su guarida, pero no había nada ni nadie que no hubiese que tenido que pasar por sus quejas, o soportarlas. Realmente no podía haber un día de tranquilidad donde la robusta gata estuviese cerca.
Ah, no, descuida, entiendo cuando un gato tiene quehaceres, como todo el mundo, claro — Inquirió. Aunque no quería mencionarlo, en sus épocas, sí, muchas lunas atrás, el entrenamiento en un Clan era duro y agarrotaba, sin embargo, le alegraba oír que en ese mismo momento los gatos estaban haciendo labores y no vagueando. No obstante, ella en ese mismo momento tendría que estar recogiendo sus plantas medicinales y no discutiendo el emblema de si trabajaban o no. Bah, no era su problema, después de todo, ella era una solitaria curandero, y el resto guerreros, algo que diferenciaba diferentes rangos.
Cuando la líder se giró, dando una imagen más determinada, la gata alzó la barbilla e irguió levemente las orejas hacia adelante, con curiosidad, << ¿Qué se trae entre las patas ahora? >> se preguntó internamente, Estrella de Águila era una caja de sorpresas.
¿Acompañarme? querida, eso sería un gran compromiso y para nada.. creo que deberías ir a trabajar tu también, recolectar hierbas es fácil, el Clan te necesita— Maulló, pero la palabra de un líder era irrefutable, y probablemente la felina no daría pata a torcer. En ese caso, ahí iban ambas.
Una a zancadas, y la otra, bueno, a paso de tortuga, lo normal en una anciana de 87 lunas. Le extrañaba el inusual comportamiento en la líder, pero no se quejaba, que lo disfrutara mientras fuese joven, hasta podía envidiar esa energía.
Recolectar hierbas, la milenrama crece cerca de aquí, pero mi mayor preocupación es la nébeda, habría que adentrarse a terreno de los Dos Patas para encontrarla, puesto que aquí no crece, o es poco probable que lleguemos a hallar una— Explicó, siguiendo el rumbo y olfateando el aire de vez en cuando. La milenrama era lo más básico, y no debía hacerse la cabeza para encontrarla, pero si se trataba de la nébeda, era una verdadera locura. Se encargaría esta vez de agarrar toda la nébeda que encontrase, así le quedaba para unas cuantas estaciones más.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Eaglestar el Lun Feb 22, 2016 6:51 am

Off-rol:
Veo que nos adentraremos en terreno peligroso...¿Aun le va a la señora mayor algunas carreras para adelantar a un Poodle super peligroso que tal vez se encuentre con los Dos Patas?

Estrella de Águila tardó un tiempo importante para darse cuenta que la que debería marcar el paso es Esencia de Canela y no ella. Así pues, y con el mayor disimulo que pudo invocar, de zancadas dio lugar a una velocidad más acorde a la situación.

Observando con detenimiento el escenario que las rodeaba, pudo denotar la belleza, de verdad jamás ausente, de la jornada actual. Los árboles prácticamente parecían mover sus hojas al unísono. Los pájaros remoloneaban entre las caricias de sus ramas, algunos rezagados despertando, y otros ya con las labores matutinas. La joven gata no puede evitar relarmer su hocico pensando que alguno de ellos le vendría bien como primer comida del día. Además de todo aquello, el astro Sol asomaba entre los espacios, brindando un juego de sombras y luces bastante espectacular. Es en ese momento, en que declara para sus adentros pasar todo el día fuera del Campamento, a menos que requieran su presencia -y éste tenga una índole urgente-. Sparrowwing podría encargarse de los detalles por mientras.

Saliendo de su ensimismamiento, gira ambas orejas en dirección a la Curandera, al igual que toda su atención. Escucha sus palabras y no puede evitar fruncir el entrecejo en señal de preocupación. No era una experta en hierbas, pero sabía que la falta de nébeda gritaba problemas en donde sea.

Tú eres parte de mi Clan también, Esencia de Canela, bien sabes que sólo debes llamarme y allí estaré para ayudar — Maulla, intentando calmar un poco las ideas. — Ahora bien...¿Cómo se ve la m...mi...miilenrama? — La última palabra le resulta algo complicado de pronunciar, y su lengua se enrolla sola. Divertida por su torpeza, suelta un mrrow alegre al terminar la frase.

Aunque debe admitir...La idea de acercarse siquiera a 20 saltos de conejo de distancia de los Dos Patas no le atraía, en lo absoluto. Viejos recuerdos, demasiado dolorosos para incluso visualizar, amenazan momentáneamente con apoderarse de su mente. Sacude la cabeza y suelta un leve suspiro.

Para la néveda...Deberemos estarnos con cuidado. Me dejarás ir a mi primero, cuestión de tantear el terreno donde nos estamos metiendo, y si en cualquier momento digo que corras, tú simplemente obedeces, jamás volteando para ver de qué ¿vale? — No quería sonar arisca o demasiado prepotente, pero mejor tomar las precauciones necesarias antes de tiempo.
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Esencia de Canela el Lun Feb 22, 2016 12:56 pm

Spoiler:
OFF; Claro que puede, al menos una última vez.(?)


Una espontánea brisa ligera alborotó su pelaje, removiendo también suavemente las hojas. Era fresca, leve, y lo que necesitaba para esa mini expedición.
El páramo presentaba un tranquilo y sinuoso camino hasta el poblado, pero realmente nunca se debía engañar por los encantos y rarezas de la ciudad, solo era una plaga de chuchos de los dos patas y la única razón por lo que uno debía andar cuidándose las espaldas si no tenía lo suficiente vivido ya.
Tras todas las experiencias que la curandera vivió, conocía lo suficientemente bien los jardines donde había nébeda y perros.
Ah, bueno.. supongo que está bien— Maulló, debía aceptarlo, aunque en el fondo lo negaba, estaba bien tener un acompañante, aunque Esencia de Canela poseyera casi un carente buen humor.

Tras caminar un buen par de metros, ya casi aproximándose a su destino, lo que dijo la líder encandiló cierta parte. Tenía ya sabido lo que debía hacer cuando algo así se le presentaba, tras sufrir la terrible de experiencia de ser atacada por un oso, se llevó una gran lección.
Sí, lo sé, sé lo que debo hacer..— Maulló, casi en un bufido y clavando su mirada que pesaba con melancolía, pero para remediar la reciente brusquedad con la que había hablado, que seguramente a la líder no le había hecho un ápice de gracia, prefirió tomarse las cosas con más calma y añadir— Vamos a intentar evadirlos, y no correremos ningún peligro, conozco este lugar como la almohadilla de mi pata, sé en donde podemos encontrar nébeda cerca, no está muy lejos, y por suerte, no nos toparemos con ningún perro.
Dijo, ratificando sus palabras anterior que habían estado cargadas de una completa amargura.
Intentaría ser más paciente, no obstante, siempre tendría que ser alguien terca a su filosofía, y probablemente, soltara muchos comentarios mordaces e irritantes dentro de lo que quedaba de ese tan bello día.
Tener más experiencias vividas que su propia líder no era agradable, pero era un hecho no poder evitar irritarse al recibir una orden a la que ella misma se había intentado erguir y cumplir todas esas lunas, evadiendo el peligro, lo sabía, y si debían correr de algún peligro, se prometía ser la primera en percatarse de que corrían riesgo.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Eaglestar el Lun Feb 22, 2016 5:03 pm

La brusca y ácida respuesta de la curandera la tomó un poco con la guardia baja, y casi sin darse cuenta, el hocico se le arruga, las orejas se disparan hacia adelante y un gruñido retumba en el fondo de la garganta de Estrella de Águila. Está bien que tuviese derechos al ser tan anciana y sabia, respeto por sobre todas las cosas además, siendo la que resguardaba la salud de todos los gatos en el Clan pero...¿Cómo se atrevía a hablarle de esa manera? No era una simple cachorra a la que se le podía llevar por la piel suelta de la nuca por haberse portado mal. La atigrada se detiene y fulmina a la calico con la mirada, fijando orbes esmeraldas con pupilas poseyendo la forma de un alfiler en ambos lados. Tensa sus músculos y el pelaje de su lomo se yergue, propinándole una presencia amenazadora e imponente, considerando además que de por sí, gracias a sus raíces, era una gata de gran tamaño. Esencia de Canela tenía la mirada clavada en ella, hasta pareciendo retarla.
Un silencio sepulcral se apoderó del ambiente, interrumpido únicamente por el viento que acariciaba delicadamente y viajaba entre el césped bajo sus patas y las hojas entre los árboles. ¿Por el Clan Estelar, qué estaba haciendo? Sabía, siempre supo, que la Curandera solía tener esos arranques, y que sólo requería no dejarse llevar y calmar la situación. La atigrada de pelaje abultado entonces relaja y libera toda expresión amenazante de su ser. Para dicho momento, su acompañante prosigue, hablando casualmente, pero demostrando, escondida por supuesto, la disculpa tras sus palabras.

Estaba intrigada. Allí mismo, Estrella de Águila se preguntaba qué le habría pasado, qué era lo que realmente había provocado que la Curandera adoptara esa actitud tan arisca. Y ahora más que nunca, debía confiar en su experiencia y juicio. Vamos, que la calico no era ninguna cerebro de pez.

Ya con más calma, la líder no responde inmediatamente luego de que Esencia de Canela terminase de hablar. La mira entrecerrando los ojos cálidamente, coloca el rabo sobre los omóplatos de la misma y mueve la cabeza verticalmente en señal de asentimiento. Dando unos pasos para atrás, desvía los ojos y observa fijamente las guaridas de los Dos Patas que amenazadoramente se erguían delante de ambas gatas. Ese material extraño y blanquecino con el que los construían brillaban de manera antinatural. Podía sentir el aroma a mininos caseros y además escuchaba el ladrido de aquellas bestias babosas y con colmillos afilados que lo único poseían era fuerza bruta y nada más...A veces se preguntaba quién era más inteligente, si los canes o los Dos Patas, llegando a la conclusión en que debían estar en un empate.


Te soy honesta, si pudiésemos evitar entrar allí, me pondría a saltar nuevamente de la alegría, Esencia de Canela. Pero tienes mi apoyo. Vamos, ¡No sea que desarrollen sentido común y nos escuchen llegar antes de que terminemos con nuestra labor! — Finaliza, exponiendo una sonrisa en la comisura de sus labios.
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Esencia de Canela el Lun Feb 22, 2016 5:31 pm

Estrella de Águila dejó expuesto un lado de ella que no conocía, o quizás sí, pero ese raudo atrevimiento solo quizás lo podría describir a la hora de pelear.
De cualquier manera, esas indirectas palabras bastaban para demostrar una sincera y responsable disculpa, pero si la curandera no aceptaba algo, era el hecho de que intentasen explicarle algo, cuando está estaba sumida en su ideal de haberlo vivido todo, no necesitaba advertencias, y quién osara hasta decirle como debía hacer las cosas, tratase del líder que se tratase, ella daría la pata a torcer.
A la cálica le sobraba osadía, y aunque intentara imponer respeto sobre todo, ella misma era capaz de quebrarlo.
Sin embargo, la tensión que momentos atrás había surcado el ambiente, se apaciguó, y la llama se extendió, pensó que quizás, en las últimas, la líder la iba a despachar, pero sabía que quizás eso era imposible.
Ahora el páramo mostraba el poblado de los dos patas, un crudo lugar donde solo los proscritos y descarriados maleducados rondaban por ahí, pero ante todo, su compostura se mantenía firme, pese a los recuerdos, y pese a que casi se enfrenta a su propia líder, prefería olvidar lo anterior y más tarde buscar una forma de enmendarlo.

Si, lo evitaremos, confía en mí— Dijo secamente, fulminando con la mirada a todo un poblado, como si se captara la mala energía que conllevaba ir ahí—. Pft, asquerosos canes, ¡Solo largan baba y ladran pero no son más que unas miserables bolas de pelo! por favor, por el Clan Estelar, ¿Cómo se les ocurre a los dos patas tener a esas cosas? ¡Gordos alimentados! Recuerda, perro que ladra no muerde, son solo puras historias, estos chuchos deben ser solo juguete de los dos patas.
Y nuevamente, comenzaba con sus quejas abiertas, que podía advertir a todo minino que una gata arisca y de malas pulgas había llegado.
Pero si algo quería evitar, era sobresalir, ambas gatas eran enormes a comparación de las bolas de pelo llenas de grasa, y era bastante curioso sobresalir entre el resto.
Iba a ir con cuidado. Le hizo una señal para que la siguiera, dirigiéndose derecho, también iba a intentar evadir el sendero atronador, estaba vieja para correr solo por que esos estúpidos monstruos arrasaban con esa rocosa y dura superficie, no tenía la fuerza ya.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Eaglestar el Mar Feb 23, 2016 12:39 pm

Off Rol:
Espero no te moleste, pero si no te molesta, me gustaría invocar en esta pequeña aventura a un gato particular para la vida de Estrella de Águila. Un simple cameo :3


Una risa socarrona se apodera de Estrella de Águila tras escuchar a la Curandera referirse de manera tan certeramente gráfica respecto a los perros. Se toma el atrevimiento de mirar de reojo a la veterana, escondiendo una segunda risa divertida dentro de sus pensamientos, al igual que lamentar haber reaccionado de tal manera con ella. Asimismo, se confirma que algún día tendría que proponerle pasar una tranquila tarde descansando en las Rocas Soleadas, con o sin uso de la palabra. Ciertamente, la admiraba. Y de alguna manera indirecta, querría demostrarle lo agradecida que estaba por contar con ella para cuidar a su Clan con semejante ferocidad y sin dar pata a torcer.

"Algún día-dice para sus adentros-querría ser como ella. Fuerte y decidida, poniendo los caprichos a un lado cuando de ayudar al prójimo se trataba."

Con algo de suerte, lo máximo que nos encontraremos de peligro será un Dos Patas de los pequeños jugando con los suyos. — Suspira y frunce el ceño, colocándose seria tan solo unos instantes — No entiendo cómo alguien permitiría ser aprisionada y tratada como un simple objeto de diversión, atado por toda su vida a la monotonía y encierro...

Sin preguntar, un feroz recuerdo arremete contra ella, prácticamente tumbándola de lado y quitándole el aliento.


[...]




¡Garra Audaz, no puedes hacerme ésto! Yo tengo tanto derecho como tú de ver a mis pequeñas crecer a mi lado, ¡hasta podrían tener una mayor probabilidad de sobrevivir aquí conmigo!. Bien sabes que mis dueños adoran a los gatos, y harán todo lo que esté a su alcance para asegurarles un digno hogar. — Maulla alterado un gran gato lanudo atigrado Maine Coon, casi hasta siseando entre dientes. Se podía notar, incluso bajo todo ese pelaje, unos poderosos músculos tensos, listos para atacar, aunque con obviedad no lo haría...aún.

Hogar...¡¿Hogar!? ¿¡Tú le llamas hogar a ésto?! Levantarte y remolonear todo el día, sin saber lo que se siente la brisa en la cara, correr libre y atrapar tu propio alimento...Y por sobre todas las cosas, tener varios gatos con los que puedes contar — Bufa con todo el pelaje erizado una gata igualmente atigrada mucho más pequeña que el lustroso gran gato pero marcada por lo salvaje, maltratada por la hambruna y una aparente desesperación. — Jamás, Clérigo. NO permitiré que mis hijas crezcan fuera de mis raíces, fuera de donde pertenecen. Así que ya puedes despedirte de ellas. Las llevaré junto al Clan del Río...a MI hogar. Puedes visitarlas cuando quieras, sólo hazmelo saber.

Entonces, dos pequeñas bolas de pelo, demasiado como para realizar un viaje extremo, se asoman detrás de Garra Audaz. Una de ellas, la de "mayor tamaño", era el calco de su padre. La segunda no presentaba la misma formación muscular, siendo más estilizada, parecida a la madre. Con un maullido chillón, agotado y quebrado, la primera corre hacia el felino, acurrucándose entre sus patas.

No...Yo quiero quedarme con papá. Él siempre nos lleva por aventuras. ¡Y sus Dos Patas juegan muy bien con nosotras! Yo-



Los ojos de la pequeña se dilatan y las orejas se pegan a su cráneo cuando su madre se abalanza contra Clérigo.

¿¡Te atreviste a presentarlas a tus Dos Patas, MASCOTA!? ¡Eso jamás te lo perdonaré!

El Maine Coon únicamente debe pararse con firmeza y reflejar la embestida. A comparación de Garra Audaz, él se encontraba en excelente estado, y además que tenía fama en el territorio por jamás retroceder ante un reto. Hasta llevaba marcas en todo su pelaje de la gran cantidad de peleas en las que había estado. Pero aún así...al verlo a los ojos...se veía el profundo dolor impregnado en ellos. Aprovechando que la felina estaba atontada, y con suma delicadeza, toma a su hija por el pelaje suelto de la nuca, colocándola junto a su hermana.

Niñas...— Sentencia. — Lo que menos quiero es que nuestro pequeño universo se derrumbe por tonteras como éstas...Ustedes son la luz de mi vida, pero se merecen lo mejor. A pesar de que estaría encantado se quedasen conmigo, deben ser libres y disfrutar. Sólo prométanme una cosa...— Maulla, con una voz quebrada. Para semejante gato, repentinamente parecía viejo y débil, corrompido por un corazón destrozado — Pequeña Águila...Pequeña Larga. Sean fuertes y no dejen que nadie las lleve por delante. El mundo es cruel y difícil. Pero yo siempre estaré orgulloso de ustedes ¿Me lo prometen? Y si alguna vez me necesitan...Aquí estaré para ustedes.


Entre sollozos y maullidos, ambas asienten con la cabeza. Clérigo entonces les da un último lametón entre las orejas, ronroneándoles sonoramente. Pero sin más, voltea y se retira, clavando antes una mirada asesina en la felina adulta.

Si algo les llega a pasar...Y yo me entero...Te buscaré en donde sea que estés, y yo mismo me encargaré de quitarte la vida, ¿Me oyes bien, Garra Audaz? — Sisea a su oído al pasar.

Entonces todo se vuelve oscuro, siendo la última imágen el fuerte cuerpo de Clérigo desapareciendo en las sombras



[...]

Estrella de Águila queda perpleja ante lo que acababa de ver. El evento no ocurrió por más de 5 segundos, pero le parecieron que estaciones varias la pisotearon y arrebataron casi todas las vidas que el Clan Estelar le había brindado. Pupilas dilatadas, cuartos traseros en el suelo y respiración agitada se apoderaron de la líder. Pero recuerda donde está, con quién está, y busca la primer excusa que se le ocurre para salir del aprieto en el que sola se había metido. Ahora, más que nunca, quería terminar la expedición y volver al Campamento.

En fin. — Sacude su pelaje, y da un salto para reincorporarse. Evita mirar a la Curandera a los ojos, pues en los suyos esmeralda, se podía ver el océano de angustia que por momentos la atacaban en oleadas — Mejor terminemos con ésto, ¿te parece? O vamos a llamar la atención de medio vecindario y tengamos que encargarnos de los gatos 50/50 — Bromea, pero se da cuenta que su voz era demasiado fina como para parecer normal.
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Esencia de Canela el Mar Feb 23, 2016 8:05 pm

Al menos esta vez, no fue tan intransigente con el tema, si estaban de acuerdo, significaba que la cosa iba marchando bien.
Realizar esa tarea tan insignificante, lo podría hacer cualquiera, pero Esencia de Canela ya había llegado hasta allí, un tan simple tramo, y estaba exhausta.
Cuando disponía de seguir en marcha, Estrella de Águila pareció entrar en un trance, a pesar de que esos ojos esmeraldas ocultasen una faceta tan falsa, sabía que algo había pasado allí.
Reconocía esas típicas reacciones, entre curanderos y los líderes, descubrió en un corto tiempo de su juventud que cada vez que quedaban congelados o deslumbrados de la nada, se podía tratar de una profecía, o algo tan repentino como un mensaje.
De cualquier manera, no se quería arriesgar y tomarse el atrevimiento de preguntarle cuál era el mensaje que había recibido, o es que quizás, es que la moteada ya estaba alucinando.
Si no le había advertido el aviso de una profecía, no se debía tratar de nada grave.. sí, se estaba haciendo la cabeza.
¡Ah!— Chilló, de manera repentina, como si quisiese infartar a la líder. Hasta ella se sorprendió—. Ya sé lo que te pasa, cariño, ¿Te has resfriado, verdad? ¡Los síntomas ya empiezan a aparecer! La voz fina, ¿Te duele la garganta?
Preguntó, inspeccionando el aspecto de la líder. Pero todo parecía llevar un buen rumbo, parecía estar bien de salud y no poseía un aspecto desgreñado como el de un felino que realmente estaba enfermo y con una grave gripe, todo estaba bien, menos la situación, estaban teniendo demasiadas interrupciones en algo que era tan simple como adentrarse a un hogar y arrancar toda la nébeda arremolinada en los jardines.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Eaglestar el Miér Feb 24, 2016 11:09 pm

La reacción de Esencia de Canela respecto a lo sucedido la tomó absolutamente por sorpresa y, ante el inesperado chillido, Estrella de Águila se afelpa y eriza hasta el pelaje de su rabo, dando inclusive un salto hacia un costado, orejas pegadas al cráneo. Cualquiera que las estuviese observando sin escuchar de lo que hablaban, sería muy probable que le resultase como si ambas estuviesen a punto de iniciar una pelea; hecho obviamente más que lejos de la realidad.

Pero la joven gata agradece con honestidad el buen humor de la veterana, junto al entendimiento de la situación. No sabía cuanto tiempo real estuvo en trance, pero fue suficiente como para alertar a su compañera. A modo de disculpa, ronronea y le ofrece un lametón entre las orejas, dibujando ahora una honesta sonrisa dedicada exclusivamente para la receptora.

Estoy bien, estoy bien, de verdad. No te preocupes por mí, Esencia de Canela. Aún las conservo conmigo. Cuando note algún signo de locura, serás la primera en enterarte, lo juro por nuestro Clan. Sólo...Me ha asaltado un pensamiento, pero te aseguro que no me afectará para nada.  — Su voz finalmente parecía volver a sus cuerdas vocales tal cual eran, entonando las palabras de manera dulce y juguetona. La misma Estrella de Águila de siempre.

Pero...El terrible recuerdo aún golpeteaba dentro de su cráneo, junto a las preguntas que habían conseguido despertar. ¿Un sueño vívido? ¿Una experiencia pasada? La voz, el calor, la postura. Todo le resultaba extrañamente familiar. Pero no podía ser. Su madre verdadera, Garra Rápida, le había dicho que su padre era un cobarde que se había ido por cuenta propia. La cabeza le daba vueltas.

Juntando mucho valor, Estrella de Águila se despavila al agitar con cuidado su cabeza de un lado a otro y focalizándose en el objetivo del momento: cruzar el territorio de los Dos Patas para conseguir néveda. Según la Curandera, estaban en falta y eso no se podía permitir, pues el Clan, desgraciadamente sabía, tarde o temprano lo necesitaría.

¡Ven, Esencia de Canela! — Prácticamente grita, trotando hacia adelante. La mueca alegre había desaparecido de sus labios, pero aún sonreia con sus perlados ojos verdes.
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Esencia de Canela el Lun Feb 29, 2016 4:27 pm

La cálico lo aceptó, suponía que no habría ningún peligro, siquiera una profecía, tal vez era la típica paranoia que un curandero tenía al interpretar y tratar con mensajes, lo normal en una relación al menos estable de líder a curandera.
Irguió levemente los omóplatos, a modo de que le era indiferente, aceptaría cualquier cosa de parte de esta, menos la mentiras, claro estaba, aún sospechaba de que había tenido una lúgubre visión o un sueño vívido.
¡Espérame!— Chilló, intentando seguir el paso de la gata, nuevamente se le adelantaba, ¡Detestaba eso! le ponía los pelos de punta que la olvidaran atrás, iba a paso de anciana, y tendrían que adaptarse a ello.

La tarde se presentaba con sus voluptuosos rayos de sol, alumbrando las casas del poblado, y otorgándole una leve sensación de calidez, hasta ahora, nada malo había pasado, suponía que podían tener una estadía tranquila sin ningún perro presente.
Finalmente, y tras todos los obstáculos en el camino, divisó la casa a la lejanía.
Allí está, siempre hay nébeda— Dijo, señalando el nido de dos patas con su tersa y esponjosa cola. Estaba algo más animada, una media sonrisa estaba implantada en lo que anteriormente era un transformado semblante gruñón. Al fin finalizaría con la dichosa tarea, que la hacía casi resollar.
Agradecía que ese jardín siempre abastecía esa planta dentro de esta, y nunca había ningún animal, siquiera hasta un pequeño roedor acurrucándose entre su vegetación, típica, obviamente, de los dos patas.
avatar
Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 11/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Medicina para dos. [[ Priv; Eaglestar ]]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.