Clan del Trueno
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Río
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Viento
♂ 00 | ♀ 01
Clan de la Sombra
♂ 01 | ♀ 01
Clan del Cielo
♂ 00 | ♀ 00

Desvinculados
♂ 01 | ♀ 00
Últimos temas
» ||Eagleshop ◘ Taller de Firmas, Avatares y Hierba gatuna ◘||
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 7:01 pm

» ¡Buenas, soy nueva!
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 6:53 pm

» Sake | Ficha
por Zarpa de Puma Sáb Ago 05, 2017 4:51 pm

» Embarazos.
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:52 pm

» Cambios de Rango
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:15 pm

» Cambios de Nombre
por The Master Mar Ago 01, 2017 4:46 pm

» GreySmoke [FICHA] -En construcción-
por Greysmoke Lun Jul 31, 2017 4:47 am

Foro basado en Los Gatos Guerreros de Erin Hunter. El contenido de la guías ha sido sacado de la wikia en inglés de Warrior Cats y traducida por el STAFF. Los códigos utilizados han sido sacados de Savage Themes Tumblr y Nymphea. Agradecemos a Foroactivo y Savage Themes por sus tutoriales. Las imágenes han sido buscadas y editadas por Zarpa de Abedul. Foro creado por Blazesoul, Zarpa de Abedul y Silverhawk.

|-|Ficha de Stormheart|-|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

|-|Ficha de Stormheart|-|

Mensaje por Stormheart el Dom Feb 14, 2016 4:02 am

Give me your paw, I'll give you mine. Always.
Stormheart
Masculino
Lugarteniente
SkyClan
Heterosexual
20 Lunas
Descripción Física
Stormheart es un gato con sangre de raza Angora Turco corriendo por sus venas. Tamaño mediano, promedio/alto para el Clan del Cielo, con un cuerpo sumamente estilizado y largo. Es la personificación de un felino elegante, no solo por su estructura ósea delicada (aunque con músculos potentes), si no por aquel pelaje de doble capa, mayormente negro, gris y toques blancos, extenso y sedoso, hasta aparentando brillar, siendo especialmente abultado en su rabo, dando la ilusión de ser un plumero. Tiene ojos grandes, ovalados y expresivos, demostrando orbes de color ámbar puros. Sus orejas también son extensas, con mechones de pelo recubriendo su interior. Tanto su nariz, como sus almohadillas son negros, y sus bigotes son blancos, finos y largos. Da placer ver realizar tareas, cualquiera sea, a éste gato, puesto que cuando entra en movimiento, pareciera flotar en el aire.
PERSONALIDAD
Ah...Sí. Éste es el gato al que le gusta llevarse bien con todo el mundo. Sumamente extrovertido, despreocupado, hablador. Cola en alto y saltando de un lado a otro, hasta podría denominárselo irritante. Bromeando a más no poder a todas horas, es el felino que buscas cuando quieras arreglar una situación tensa, pues tendrá siempre alguna palabra de aliento o descanso para decirte. Mas tonto no es. Debajo de esa capa de suma alegría, se encuentra alguien que lo sabe y lo ve todo. Metiche, si así lo quieres. Pero lo último que haría sería lastimar a alguien que no se lo merece, y debe ser con absoluta certeza. A veces se la toma de 'sabelotodo', y suele tener arranques de sobriedad y altanería, sobretodo porque el SABE que es un gato atractivo...Cuidado gatas (¿o gatos?). Ya están advertidos. Pero no teman, suele entrar en problemas de los que se sale con la suya y dejando a todos bien parados...Er...La mayoría de las veces.
Si lo que buscas es alguien que quede en silencio y realmente escuche tus palabras...Stormheart también está disponible. Si necesitas una pata, él te dará todas las que tiene y las que no para poder ayudarte. Corre, brinca, hasta nada para llegar a tu lado.
Si en algún extraño momento te encuentras en silencio, significa que el negriblanco Corazón de Tormenta se está tomando un descanso en lo alto de algún árbol, con una sonrisa melancólica dibujada en el hocico. Así como vino la tempestad, así se fue.
Ah, y no debería recomendar que lo hagas enojar. No tiene miedo a los retos, y si debe decir algo de mal gusto, lo hará, con sarcasmo ácido. Posee una lengua bastante filosa; sentirás cómo te doblan el corazón y lo escupen sin remordimientos, si las palabras provienen de este gato.
HISTORIA
Antiguamente, Stormheart era conocido como 'Orión', refiriéndose a una constelación de los Dos Patas, brillante y hermosa. Nació en un hogar de aquellas creaturas, junto a cinco hermanos y hermanas. Una de ellas, llamada Snow, era de color completamente blanco, con orbes oculares penetrantes y del color del cielo. ¿Su problema? Era sorda, de ambas orejas.
Obviamente, los Dos Patas, sus dueños, eran cariñosos con todos los felinos y no mantenían a nadie a un lado, incluso la pequeña discapacitada. Pero la madre de los pequeños, Clover, no compartía el mismo sentimiento. Gata ganadora de premios de exhibición y engreída a más no poder, veía a su hija como una carga, completamente inútil. Solía apartarla de sus hermanos cada vez que se acercaba a ellos. Pero jamás pudo separar a la bola de pelos negra y blanca de Snow. Él sorteaba a su madre y se iba sonriente a jugar con su hermana, guiándola hacia los juguetes y buscando llamar siempre su atención con alguna bobería.
A medida que la camada crecía, también lo hacía el odio de Clover hacia Snow. Ella (al igual que los Dos Patas) veían gran potencial al pequeño Orión, el heredero definitivo de ambos padres. Pero él no estaba interesado realmente. Hasta detestaba llamar tanto la atención. Se sentía asfixiado. Obviaba las lecciones de su madre a cada oportunidad, encontrándoselo correteando a su blanca hermana. Siempre fue la favorita de sus hermanos, y no precisamente porque se compadecía de ella, si no que veía lo que los demás no: su vitalidad, esas ganas infinitas de vivir la vida al máximo, sorteando todos los obstáculos. Hasta incluso la admiraba, y allí fue cuando decidió seguir su ejemplo, y jamás dejarse decaer a pesar que el mundo entero esté en tu contra.
Pero como dije anteriormente, solo Orión veía a su hermana de dicha manera. El resto se encargaba de molestarla y dejarla sola, y hacían incapié en dicho desinterés al empujarla fuera de su visión hasta que ella desistía de jugar. Todo alimentado por la odiosa madre, por supuesto.
Ya habiendo llegado a las cinco lunas de edad, únicamente quedaban en la casa de los Dos Patas ambos padres, Orión y Snow. Pero...éste odio del que se habló llegó a un límite extremo. Una noche, cachorros durmiendo tras un largo día de calor y pereza absoluta, Clover separa a Snow del resto y decide llevarla a "dar un paseo, simplemente disculparse por su actitud". Manipulando a su hija con sonrisas y gestos, los ojos de la pequeña se iluminaron al pensar que finalmente había logrado ablandar el corazón de su madre.
Que equivocada estaba. Y también lo estaba la gata mayor al pensar que nadie jamás se enteraría de lo que haría esa noche.
Orión fue el que menos sufrió la agonizante temperatura del día, más que ver con su temperamento energético y alegre que por otras cuestiones, y se encontraba sin poder conciliar el sueño. Remoloneando en su nido, disminuye la respiración y cierra los ojos con fuerza al escuchar aproximarse a su madre y sacar a su hermana de su lado. Cuando abre los ojos, lo que alcanza a ver fue el rabo de su madre y su hermana desaparecer a través de la puerta frontal para gatos. Sigilosamente, el joven macho se levanta y las sigue a una distancia prudente.
Cuando pensaba que tal vez se preocupaba en vano, Clover gira bruscamente a un callejón sin salida, lejos de la casa, dejando a Snow entre la pared y ella. Ahí es cuando entiende todo. ¿Un lugar al que pocos gatos y Dos Patas irían, solas, en medio de la noche?
Antes de que pueda dar siquiera un paso para detenerla, siente como si su sangre se helara, su corazón dejase de latir y perforaran lo más profundo de su ser al ver lo siguiente: su madre abalanzandose sobre Snow y destrozándole la garganta de un simple y certero mordisco. Si la mirabas a los ojos, podrías ver la pregunta ante la sorprendida y aterrada gata blanca; '¿Por qué?'.
Orejas pegadas al cráneo, órbitas absolutamente dilatadas, Orión corre en dirección contraria. Y eso hace por toda la noche, hasta el amanecer del día siguiente, sin rumbo alguno. Corre, odiándo haber nacido así, odiándo a su madre por lo que había hecho, a su padre por jamás haberlo apoyado, a sus hermanos por no haberle dado jamás una oportunidad a su hermana. Y por sobre todas las cosas, llora. Había perdido a su única y verdadera compañera, a su modelo a seguir. Pero una cosa sí promete. Sabía que era pequeño y que jamás tendría oportunidad ante su potente madre, mas algún día, en algún futuro...Cobraría venganza, le haría pagar todo el sufrimiento a Clover, y con creces.


Manteniendo esta idea en la cabeza, el gato finalmente colapsa al borde de un precipicio. Miraba a su alrededor, mareado por el cansancio, sin tener una mínima idea de dónde se encontraba. Lo único que sabía es estaba a punto de quedar en medio de una fuerte tormenta. Pero el sueño y el hambre se hacen presentes, y el felino se deja llevar por el sueño justo cuando la primer gota cae del cielo y acaricia su mejilla con gracia.
Esa noche sueña algo extraño. Comienza como una pesadilla, encontrándose él en la absoluta oscuridad, y de la nada se ve a su madre abalanzandose contra él. Cerrándo los ojos, se prepara para recibir el golpe letal, y preparado para unirse a su hermana. Pero antes de que ocurra, repentinamente siente como el suelo desaparece bajo él, cayendo sobre un suave y delicado césped, rodeado por árboles y escuchando a lo lejos la dulce melodía del agua cayendo en una cascada. Sin entender demasiado, abre los ojos y observa a su alrededor. Y allí es cuando la reconoce. Su hermana, parada a la distancia sobre una roca, maullando su nombre.
'¡Orión, Orión!'.
La escuchaba con claridad...Pero eso era imposible, cómo es que lo sabía, si jamás lo había entendido...Con la curiosidad sobre las nubes, pretende ir hacia ella. Pero con cada paso que daba, parecía inútil, pues no avanzaba. Primero lento, acelerando cada vez más, hasta que iba en carrera.
Así como apareció en ese lugar tan especial, así volvió a la oscuridad, despertándose agitado y aún más cansado de lo que se había dormido. Sus extremidades dolían como si un vehículo de los Dos Patas se hubiese divertido al pasar una y otra vez sobre ella. Pero algo le llamó la atención. No estaba al tope del risco, si no dentro de un lugar un tanto cerrado, pero acogedor. E incluso sentía las hojas y plumas que decoraban su...
¿Nido? ¿Cómo es que había un nido allí? ¿Cómo había llegado?
Y ahí fue cuando sintió el fuerte aroma de la presencia de otros félidos. Pelaje en punta, asustado por supuesto, pero intrigado, mueve sus patas, logrando incorporarse. No llega a recorrer absolutamente nada cuando sus ojos, acostumbrados a la oscuridad, divisan la presencia de una hermosa gata gris y negra atigrada a pocos ratones de distancia de él, y con más alarma ve a unos cachorros un tanto más pequeños que él recostados a su lado, junto a otra gata absolutamente negra. Y es ella quien, al sentir movimiento, levanta la cabeza y lo observa.
Orión queda paralizado en donde estaba, sin saber realmente qué hacer. Gracias a su madre, no tenía una muy buena idea sobre las felinas en general. Pero el miedo y el poco espacio impedían que la señal de correr que su cerebro enviaba a sus patas llegase. Temiendo lo peor, cierra los ojos y desea con todo su ser que ésta fuera otra pesadilla y pudiése despertar pronto.
Lo siguiente lo toma por sorpresa. Algo húmedo y rasposo se posa sobre su cabeza, recorriendo su frente hasta su nuca...cariñosamente. Aún algo asustado, pero extrañamente reconfortado, vuelve a mirar a la presencia que tenía en frente. Ella le miraba con enormes ojos verdes con una mezcla de tristeza y bondad, una bondad que jamás había visto en los ojos siniestros de su madre. Sin realmente poder contenerse, Orión vuelve a rescostarse, colocándose contra el pecho y entre las patas de la felina, volviéndose una bola de pelos. Ésto era diferente. La gata se dedicaba a bañarlo, pasándo rítmica y reconfortantemente su lengua por todo el cuerpo del pequeño, mientras él volvía a rendirse al mundo de los sueños. No recuerda realmente lo que pasó por su mente esa noche. Lo único, le pareció escuchar nuevamente a su hermana llamarlo por su nombre, aunque la voz no era nítida.

Ésa fue su primera experiencia con su nuevo hogar, el Clan del Cielo. Eran gatos salvajes, de los que tanto había escuchado hablar a sus vecinos cuando se juntaba con los adultos para rendir cuenta de las fantasiosas historias que contaban. Pero resultó que al menos una de ellas era verdad. Un grupo de gatos que llegó de un día para el otro, instalándose en un precipicio un tanto alejado del campamento de los Dos Patas.
La gata negra, cuyo nombre supo luego era Ravenfeather, junto con su pareja, Tigershine, un gato atigrado anaranjado, se encargaron de Orión, ahora conocido como Stormkit, hasta que tuvo edad suficiente para convertirse en aprendíz. Aquél mundo era fascinante. Sus grandes ojos de color ámbar se movían sin cesar de un lado a otro, intentando asimilar todo lo que le enseñaban. Allí fue cuando descubrió lo divertido que era saltar para atrapar su propio alimento, y lo genial que era patrullar el territorio para defenderlo de gatos extraños. Su sangre salvaje, siempre latente, afloreció como rosa en primavera, y poco le costó adaptarse a las nuevas costumbres de la vida que muy en el fondo sabía era para él. Siempre había sido el más revoltoso de los seis hermanos y el que siempre se salía con la suya para escaparse de la casa.
De Stormkit, a Stormpaw, y cuando cumplió las doce lunas, se convirtió en Stormheart que, según el líder, se lo ganó por su 'gran carisma y responsabilidad hacia el Clan'. Ahora era un gato joven-adulto, orgulloso de todo lo que había logrado, y era aceptado por todos, o al menos eso quería creer. Había tomado la costumbre de perseguir a las gatas del clan, seduciéndolas a fuerza de diversión, pero jamás buscando romperles el corazón. Se ganó la fama de "galán empedernido", lo cual causaba la risa de todos y, tal vez, celos de algunos machos. Pero lo hacía de buena fe, y sabía que había cumplido su trabajo cuando veía en sus compañeros esa amplia y deliciosa sonrisa, incluso en las peores épocas de las estaciones, cuando hambre y enfermedades azotaban hasta al hueso más duro de roer.
Trabajaba sin cesar para llevar toda presa que encontrase, aún cuando era responsabilidad de los 'paw, a los veteranos, reinas y cachorros del Clan. Velaba por la salud del más pequeño, y entrenaba junto a los más grandes, ganando fortaleza y sabiduría con cada luna que pasaba. Ésto no pasó desapercibido por el líder quien, al poco tiempo de que Stormheart cumpliese sus veinte lunas, lo nombró Lugarteniente.


— ¿Viste, hermana? Alguna vez prometimos silenciosamente dar lo mejor de nosotros...¿Me ves? Espero que estés donde estés, puedas sentirte orgullosa de tu hermano. Siempre serás mi modelo a seguir, Snow. Y prometo jamás decepcionarte...Pero aún recuerdo lo hizo nuestra madre. Cuando pueda, juro que descansarás en paz...— Maulla el gato al Manto Plateado en la misma noche que es nombrado, fijando la vista en una brillante estrella, a pesar de que sabía que ella no recorría el cielo del Clan Estelar, pero aún así le gustaba imaginarla allí, sonriéndole y riendo al igual que antes, aprobando sus acciones.
GUSTOS
♦ Seducir a cual gata se le cruce
♦ Saltar de árbol en árbol, adorando la sensación del viento en su pelaje
♦ Cazar pájaros
♦ Ver sonreir a los demás
♦ Observar las estrellas desde la copa de un árbol alto
DISGUSTOS
♦ El aburrimiento
♦ Tener que quedarse quieto en un sólo lugar
♦ No poder ayudar a salir adelante a cualquier gato
♦ La muerte
RELATIVOS
◘ Clover (Madre biológica. Angora Turca gris atigrada. NPC, minina casera. Viva)
◘ Centurión (Padre biológico. Angora Turco black smoke. NPC, minino casero. Vivo)
◘ Troy (♂. Hermano biológico. Angora Turco negro y blanco. NPC, minino casero. Fallecido)
◘ Lance (♂. Hermano biológico. Angora Turco azul y blanco. NPC, minino casero. Vivo)
◘ Kion (♂. Hermano biológico. Angora Turco gris atigrado. NPC, solitario. Vivo)
◘ Sari (♀. Hermana biológica. Angora Turca azul y blanca. NPC, minina casera. Viva)
◘ Snow (♀. Hermana biológica. Hermosa Angora Turca blanca como la nieve, sorda. NPC. Fallecida)

◘ Ravenfeather (♀. Madre adoptiva. Gata negra como la noche con vivos ojos verdes. NPC. Clan del Cielo. Viva)
◘ Tigershine (♂. Padre adoptivo. Gato naranja y negro atigrado. NPC. Clan del Cielo. Vivo)
◘ Littlecloud (♀. Pequeña gata blanca y negra. NPC. Clan del Cielo. Viva)
◘ Foxtail (♂. Gato anaranjado con el hocico y patas negras, con la cola de frondoso pelaje. NPC. Clan del Cielo. Vivo)
◘ Dovekit (♀. Gata calico, blanca con manchas anaranjadas y negras. NPC Clan del cielo. Fallecida)
EXTRAS
~ Aunque pasó mucho tiempo, sigue planeando asesinar a su madre cuando tenga la oportunidad.
~ Padece de hiperactividad, por lo que le cuesta conciliar fácilmente el sueño. Causado por el trauma que sufrió cuando era cachorro.
Xx Miren al gatheto sexy de Stormheart: http://i.imgur.com/nAxbQu7.jpg
LU




Última edición por Stormheart el Dom Feb 14, 2016 4:05 am, editado 1 vez (Razón : En Relativos, había puesto que Snow era una Angora "TurZa"...¬¬)
avatar
Aprendiz : -
Mentor : Snakewhisper/Susurro de Serpiente
Nombre/s Anteriores : Orión|Stormkit/Pequeño Tormentoso|Stormpaw/Zarpa de Tormenta
Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 13/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: |-|Ficha de Stormheart|-|

Mensaje por The Master el Dom Feb 14, 2016 7:40 pm

Ficha Aceptada ~
avatar
Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.