Clan del Trueno
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Río
♂ 00 | ♀ 00
Clan del Viento
♂ 00 | ♀ 01
Clan de la Sombra
♂ 01 | ♀ 01
Clan del Cielo
♂ 00 | ♀ 00

Desvinculados
♂ 01 | ♀ 00
Últimos temas
» ||Eagleshop ◘ Taller de Firmas, Avatares y Hierba gatuna ◘||
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 7:01 pm

» ¡Buenas, soy nueva!
por Zarpa de Jazmín Mar Ago 15, 2017 6:53 pm

» Sake | Ficha
por Zarpa de Puma Sáb Ago 05, 2017 4:51 pm

» Embarazos.
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:52 pm

» Cambios de Rango
por The Master Mar Ago 01, 2017 5:15 pm

» Cambios de Nombre
por The Master Mar Ago 01, 2017 4:46 pm

» GreySmoke [FICHA] -En construcción-
por Greysmoke Lun Jul 31, 2017 4:47 am

Foro basado en Los Gatos Guerreros de Erin Hunter. El contenido de la guías ha sido sacado de la wikia en inglés de Warrior Cats y traducida por el STAFF. Los códigos utilizados han sido sacados de Savage Themes Tumblr y Nymphea. Agradecemos a Foroactivo y Savage Themes por sus tutoriales. Las imágenes han sido buscadas y editadas por Zarpa de Abedul. Foro creado por Blazesoul, Zarpa de Abedul y Silverhawk.

Ficha de Estrella de Águila

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Estrella de Águila

Mensaje por Eaglestar el Jue Feb 04, 2016 10:49 pm

Leave my clan ALONE
EagleStar
Femenino
Líder
RiverClan
Bisexual
Diecisiete Lunas
Descripción Física
EagleStar (Estrella de Águila) es una gata con raíces profundas de Maine Coon, por lo que posee la mayoría de las características de dicha raza: talla mediana-grande (por su mezcla de sangre por parte de madre), bien proporcionada, músculos claramente marcados, especialmente cuando tiene el pelaje de la estación de Hoja Nueva/Verde y mojado, y patas largas, que incluyen garras prominentes y redondeadas. Su cabeza es ancha con los pómulos altos, y la misma está bien separada de los hombros. Posee un hocico ligeramente cuadrado. Ojos grandes, oblicuos y bien distanciados, con un brillo de un hermoso verde esmeralda. Sus orejas son grandes y anchas en la base, puntiagudas y presentan abundantes mechones de pelo. Su pelaje posee un patrón atigrado marrón, negro y blanco, corto en la cabeza, pero es más largo en su cuello, pecho, cuerpo y rabo. Cabe destacar que el mismo es sedoso, fino y brillante, impermeable al agua. Esta selva de pelos esconde, además, una profunda cicatriz horizontal que recorre su costado prácticamente de lado a lado, y la segunda marca, visible en éste caso, se encuentra en su pata trasera izquierda: unos puntos que coinciden con la dentadura de un can.
   
PERSONALIDAD
EagleStar es la típica gata que no pide permiso ni pregunta, dice lo primero que se le ocurre y se guía por su instinto, decidiendo en el momento el curso a llevar, únicamente teniendo en cuenta el bienestar de su Clan. Ésto le da una personalidad atropellada, más teniendo que ver con el hecho de que aún es una gata joven, y el rol de líder cayó sobre ella de manera un tanto abrupta. A veces pareciera que la carga sobre sus hombros la llevaría a la locura, pero con el pasar de los amaneceres, se va amoldando y generando una personalidad con más calma y menos nervios. Fuera de ello, EagleStar es justa y noble, agradable y hasta un poco perezosa, adoradora de visitar a los pequeños en la Maternidad, quienes la tratan como si fuese una Veterana con miles de historias para contar, a pesar de que normalmente repite la misma una y otra vez. Esto le sirve para relajarse y despejar su mente de la rutina diaria.
Eso sí, no querrás hacerla enojar, porque inmediatamente esta risueña y delicada gata se transforma en una enorme y feroz bola de pelos capaz de llegar a extremos con tal de asegurar que la justicia llegue a cualquier felino.
HISTORIA
El Clan Estelar parecía encontrarse en su mayor apogeo aquella noche. Cientos de guerreros reflejados en la superficie del tranquilo río parecían danzar al unísono, movidos por la suave brisa que simplemente te haría suspirar de alivio, invitándote a saborear el dulce aroma de la tranquilidad nocturna. Y no se debe olvidar del astro lunar, siempre brillante en el firmamento, brindando su luz para aquellos que la necesitaran. Perfecta. Esa debería  ser la palabra que describiese el entorno, la armonía inquebrantable...

Mas todos estos olores, todas estas sensaciones, se encontraban al otro extremo de la realidad de ésta joven gata, cuyas patas estaban tan exahustas que parecían vociferar a los cuatro vientos que se detuviese. Sumada a esa sensación agonizante, era el barro que para entonces ya se había secado entre sus garras, lo cual producía un raspado espantosamente doloroso. Con cada paso, el aire que ingresaba a sus pulmones disminuía por el gran esfuerzo que estaba realizando. Pero no podía detenerse, por más que su cuerpo lo pidiese, no podía. Su vida y la de aquellos gatos que dependían de su resistencia y fortaleza estaban en juego. Canción de Águila daría su vida con tal de ver a sus compañeros de Clan llegar sanos y salvos al campamento. Se maldecía a sí misma una y otra vez, pues haber llevado a su compañero y el aprendíz de éste para seguir el rastro de los Dos Patas que misteriosa y peligrosamente habían decidido hacer una guarida demasiado cerca del corazón de su territorio; su intención había sido simplemente averiguar qué tan cerca estaban, y el peligro que presentaban pero se olvidó de trazar un plan que los llevase a ellos y sus pellejos lejos, sanos y salvo. Con lo que tampoco contaba, es que aquellos Dos Patas tendrían perros consigo...

— ¡N-no! ¡No puedo más...quiero a mi mamá! — Grita una pequeña bola de pelos atigrada anaranjada, que sorprendentemente le había seguido el paso a los gatos adultos. Aunque seguramente fuese producto de la adrenalina, por supuesto. Al terminar dicha frase, se detiene en seco, tirándose al suelo, soltando profundos gemidos de terror

— ¡No te detengas, Zarpa Leonada, tan solo un poco más y los dejaremos atrás! — Voltea el gato adulto enorme, gris amarronado de frondoso pelaje, quien respondía al nombre de Piedra Enlodada. — Siempre has sido el más rápido de todos los aprendices. ¡Éste es tu momento de brillar!

— ¡Piedra Enlodada, el pequeño ya no puede más! — A pesar de la desesperación, muy por dentro Canción de Águila agradecía el momento de respiro. Pero los aullidos de los perros se escuchaban cada vez más cerca y eso fue suficiente para volverla a la realidad. Sin pedir perdón ni permiso, empuja al gato a un lado, tomando a Zarpa Leonada en sus fauces por la piel suelta de su nuca —  Y no tenemos tiempo de quedarnos a platicar. ¡Vamos, ya! — Dice como puede, evitando ahogarse con el pelaje del aprendiz.

"¡Oh, Clan Estelar, por favor, guíanos y sálvalos al menos a ellos del peligro!"

La joven gata sabía que era peligroso y que no debería estar corriendo como liebre alocada directo hasta el campamento, pues consigo estarían llevando también a la jauría. Así pues, se dedica a formular un plan lo más rápido que su mente podía. Piedra Enlodada jamás lo admitiría, pero ella podía oler la sangre que emanaba de sus almohadillas, por lo que le indicaba que el gato estaba herido. "¡Genial! ¡Algo más?".

Y entonces fue cuando lo vió. Un enorme acantilado, parecido al que había cerca de su territorio, pero notoriamente menor. Aunque para el uso que les tenía planeado, era como una paloma caída del cielo en época de Hoja Caída. El campamento no estaba tan lejos de allí, pero para fines prácticos, serviría. Si las rocas no se encargaban de los perros, el río que se escuchaba correr cuesta abajo lo haría, pues jamás debes guiarte de aquellos que corren en tan pronunciada localización. Ya habiendo trazado el plan, se encontraba con un segundo obstáculo: los gigantes que venían detrás de los canes. ya sabía que una simple trampa podría espantar a los cuadrúpedos -o incluso librarlos de ellos para siempre-, pero los Dos Patas eran un problema completamente diferente. Si tan solo...

¡ESO!

Tal vez los Dos Patas sean más grandes y tengan sus monstruos, pero a veces parecían estar completamente locos. Y así, la felina considera que debe caer en la locura para salvar a sus compañeros y evitar además llevarlos al Campamento.

— Piedra Enlodada, corre. Bordea el acantilado. Sé que estás herido, pero conoces el territorio. Ve a casa con Zarpa Leonada — Musita a un confundido y agotado guerrero, dejando al aprendiz a sus pies, deteniendose a simplemente pocos cuerpos de zorro del precipicio. Cuando éste observa lo que ella, se le dilatan las pupilas, baja las orejas y sisea a la joven. Mas ella no le deja protestar, y deja al aprendiz ante las patas del felino. En ese breve momento, el tiempo parece detenerse. Ambos adultos se miran a los ojos, perdiéndose en ellos. Sabían que era un probable adiós, que seguramente jamás volverían a verse. Un lametón por parte de él entre las orejas de Canción de Águila dijeron lo que el silencio no permitía. Con un leve asentimiento de la cabeza y posando brevemente la cola sobre los omóplatos del enorme felino, el águila libera sus alas y vuela -o al menos eso parece- para encontrarse con su destino. Piedra Enlodada estaría bien, con suerte y si así lo quería el Clan Estelar, feliz. Zarpa Leonada crecería para ser un guerrero impresionante. Y ella los miraría junto a sus hermanos y hermanas desde el Manto Plateado.



[...]



— ¡Un momento! ¡¿Te enfrentaste tú sola a dos perros y los Dos Patas, saliendo vencedora?! — Chilla una gatita melada, Pequeña Pluma, observando incrédula y admirada a la relatora de tan fantástica e inverosímil historia. Sus dos hermanas, Pequeña Azul, Pequeña Moteada, y su hermano, Pequeño Halcón, esperaban expectantes la respuesta, pareciendo amontonarse en una bola de pelos aún más compacta de la que ya de por sí eran parte.

— ¡Jajaja! Me temo que el resto de la historia se torna un poco borrosa, pequeños guerreros. — Mientras intenta no reirse ante las expresiones de los niños, la gata señala la gran cicatriz que esconde bajo su pelaje y aquella marca de dientes que aun está visible en su pata izquierda trasera. — Éste es el único recuerdo fehaciente que me queda de aquella noche. Sé que me deshice de los perros, como estaba planeado, en el acantilado. Pero tuve que escabullirme entre ellos, y en algún determinado momento el mayor logró alcanzar mi pata. Tengo la sensación de que tuve suerte que no me la arrancase cuando cayó por el precipicio. Respecto a los Dos Patas, pues... — La sonrisa desaparece de su rostro, y fugaces recuerdos amenazan con tomar el bello momento que estaba pasando en la Madriguera junto a los cachorros. Al notar que aquellos también cambiaron y parecieron asustarse, les brinda una falsa pero creible sonrisa — Me escapé de la guarida de ellos, tras infestarles el lugar de ratas. Lo que pasó antes es historia para otro momento. Lo que ocurrió después, ya lo conocen, pues todo el Clan se encargó de repetirlo. Volví dos lunas después, cargando heridas de batalla y un porte diferente, con noticias de los Dos Patas desaparecidos, fuera del territorio, y los canes encontrados río abajo, sin vida. Tiempo después, por ésta muestra de devoción al Clan, me nombraron Lugarteniente...Lo que poco sabíamos, era que además, nuestro adorado líder estaba en su última vida. Una luna más tarde, he aquí a vuestra servidora y nueva Líder. Y ahora, como su superior, pequeños, les indico amablemente que se acomoden para descansar — Se levanta del cómodo lecho en donde se encontraba tranquilamente recostada, sacudiendo su pelaje y, usando su cola, los empuja con suma delicadeza al lugar que ella había ocupado. Los cachorros parecían extrañamente decepcionados ante la repentina finalización de la historia — Les prometo que cuando tenga más tiempo, llenaré los detalles que faltan. Por ahora, escucho que su madre viene y si no me retiro, seguramente ella se encargará de echarme por mantenerlos despiertos hasta tan tarde.
— ¡Gracias por la historia, Canción de Águila!
— ¡Su nombre es Estrella de Águila ahora, cerebro de rana!
— ¡Que eres insoportable, Pequeña Pluma!

Con el ruido de fondo que provenía de la Madriguera al comenzar a pelear Pequeña Pluma y Pequeña Moteada, Estrella de Águila suspira, sosteniendo una sonrisa, encontrándose con la madre de los revoltosos pequeños.

— Espero no te hayan dado muchos problemas. Realmente, gracias por cuidarlos. — Dice la madre de los pequeños, inclinando levemente la cabeza ante la Líder, quien inmediatamente le obliga a alzar la vista: esa sería una costumbre a la cual no estaría cómoda por mucho tiempo...¡Por el Clan Estelar, ella seguía siendo la misma gata!

— Es un placer. Perfectamente sabes que me gustaría poder pasar más tiempo allí dentro, pero los deberes son primero, Corriente Rápida.

— Piedra Enlodada hubiése estado orgulloso de tí, pequeña. Y lo sabes. Él sabía que llegarías lejos. A pesar de no ser nativa de nuestro Clan, desde el momento que pusiste una pata temblorosa en nuestro territorio...Desde que eras Pequeña Águila...Ten fé en tí misma, y en todos nosotros. — La nodriza, una de las más veteranas del Clan, coloca su cola sobre el lomo de Estrella de Águila, ambas recordando el fatal destino que había sufrido el gato tras un brote de neumonía que había cobrado su vida. Ante la sorpresa de todos, cuando la félida regresó a salvo, inmediatamente ambos gatos se convirtieron en pareja, pero jamás llegaron al clímax de su amor, en el que se incluían cachorros en el paquete. Sintiendo la decepción y tristeza de la líder, le propina un empujón amistoso y ambas parten con una melancólica sonrisa, de regreso a la rutina de cada una.
GUSTOS
○ Pasar sus tiempos libres nadando o metida en la Madriguera, mientras hayan cachorros.
○ El salmón
○ Perseguir ratones
○ Meterse entre los aprendices y comportarse desapercibidamente como tal
○ Los paseos a orillas del río bajo la luz de la Luna
○ Practicar el combate
DISGUSTOS
○ Las injusticias -Según su criterio-
○ Las ratas
○ Los Dos Patas
○ Que la juzguen por su inexperiencia y sus orígenes
○ Tener que imponerse
RELATIVOS
♦ Clérigo (Padre. Maine Coon atigrado marrón y blanco, minino casero. NPC. Vivo)
♦ Garra Audaz (Madre. Gata atigrada marrón y negro. Clan del Río. NPC. Fallecida)
♦ Zarpa Larga (Hermana. Gata atigrada marrón y negra. Clan del Río. NPC. Fallecida)
♦ Corriente Rápida (Madre adoptiva. Gata blanca con profundos ojos azulados. Clan del Río. NPC. Viva)
♦ Rugido de León (Padre adoptivo. Gato negro de frondoso pelaje. Clan del Río. NPC. Fallecido)
♦ Nube de Tormenta (Hermano adoptivo. Gato blanco con manchas negras en ambas orejas y su pecho. NPC. Vivo)
EXTRAS
○ Su madre, Garra Audaz, es hija de un gato del Clan del Río y una gata del Clan del Trueno. De allí que EagleStar guste no solo de trepar árboles, si no también de perseguir ratones.
○ Los Dos Patas la habían aprisionado y torturado hasta casi matarla, en venganza por lo ocurrido a sus perros. La memoria de EagleStar bloquea la mayor parte de éstos recuerdos...Por ahora.
○ Imágen completa de cómo es EagleStar -> http://i.imgur.com/g3HPhYx.jpg
   
LU


   


Última edición por Eaglestar el Sáb Mar 12, 2016 1:08 pm, editado 1 vez
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Estrella de Águila

Mensaje por The Master el Jue Feb 04, 2016 11:38 pm

Ficha Aceptada ~
avatar
Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 14/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Estrella de Águila

Mensaje por Eaglestar el Sáb Mar 12, 2016 1:07 pm

Lamento el retraso!

Actualización de la ficha

Edad: 16 lunas --> 17 lunas
avatar
Aprendiz : ----
Mentor : Piedra Enlodada
Nombre/s Anteriores : Eaglekit/•/Eaglepaw/•/EagleSong
Nombre/s a Continuación : ----
Mensajes : 70
Fecha de inscripción : 04/02/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Estrella de Águila

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.